LOMAS I DESPUÉS DE LA QUEJA DE LOS VECINOS Admiten que es "muy difícil” combatir a los vehículos truchos

Luego de que un grupo de vecinos de Ingeniero Budge amenazara con recurrir a la Justicia “si la municipalidad de Lomas de Zamora no toma acciones contra los micros y colectivos truchos”, el director general de Regulación Vial de la Comuna, Ramón Guelardi, admitió que los vehículos sin habilitación “son una mafia” pero remarcó que “de a poco se la está combatiendo”. En este marco, reconoció que los fines de semana, cuando más trabaja la feria de La Salada y estos transportes proliferan “hay menos controles”. También pidió ayuda a la CNRT. “Que dejen de trabajar arriba del puente y bajen también a La Noria”, exigió.

Después de que un grupo de vecinos de Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora, amenazara con recurrir a la Justicia para iniciar acciones contra el Municipio por la “falta de controles sobre los micros y colectivos truchos”, el director general de Regulación Vial de Lomas de Zamora, Ramón Guelardi, aseguró que la Comuna está haciendo “todo lo posible” por combatir a los vehículos sin habilitación y remarcó que “todos los miércoles se hacen controles en Puente La Noria”.

De todos modos, el funcionario admitió que los operativos disminuyen los fines de semana, justo cuando más trabaja la feria de La Salada, lugar adonde se dirige gran parte del transporte ilegal.

En diálogo con Info Región, Guelardi admitió que Lomas "tiene un problema” con los micros y combis sin habilitación que transportan pasajeros a la feria y que, según los vecinos, “se hacen dueños de las calles de Ingeniero Budge”.

“Nosotros hacemos operativos todos los miércoles en Puente La Noria, y a la gente que reclama yo la acompañé a la Comisión Nacional Reguladora de Transporte (CNRT). Pasa que por muchos años se dejó que esta gente (por los dueños de los vehículos no habilitados) haga lo que quiera”, se quejó el funcionario comunal, al tiempo que mostraba las actas de secuestro que se labraron durante el útlimo tiempo.

“A los truchos los estamos sacando, estamos secuestrando los vehículos y las multas son elevadísimas, de 1500 pesos, pero vienen, los pagan y se las llevan”, aseguró.

Guelardi, sin embargo, admitió que el grueso de los controles se realizan durante la semana, y no tanto el domingo, cuando más trabaja la feria y hay mucho movimiento de este tipo de unidades: “Quizás el problema esté ahí”, reconoció el director general de Regulación Vial, que a la hora de explicar porqué mermaba la presencia de inspectores los fines de semana, argumentó que “si hay mucho movimiento y uno va y pone inspectores, la gente dice que se coimea a los conductores".

"Nosotros caemos y desaparecen todos, si nos ven, no queda nadie”, remarcó, para luego aclarar que “ahora se comenzó a ir los domingos”.

En este contexto, el funcionario salió al cruce de los vecinos que acusan que el Municipio “hace la vista gorda” de los transportes sin habilitación y denunció que tanto él como el director general de Tránsito de la Comuna, Julio Riquelme, fueron “amenazados” por la gente que regentea las combis y colectivos truchos.

“A mí me pusieron una pistola en la cintura, a Riquelme lo amenazaron. Son una mafia, pero de a poco lo estamos combatiendo”, insistió.

“Si nosotros hiciéramos la vista gorda no nos hubieran amenazado, si arregláramos con ellos no podríamos hacer los controles ni secuestrar. Si (los vecinos) piensan que nosotros arreglamos que hagan la denuncia”, se defendió.

En este punto, y si bien en un principio había asegurado que “es difícil” erradicar a los vehículos sin habilitación del distrito porque “pagan las multas y vuelven a la calle” y porque “si los inspectores están en Puente La Noria, entran por el Olimpo”, Guelardi consideró que “con un control riguroso” el problema “puede solucionarse”.

“Con las empresas que son legales está el diálogo, con lo otro queda el control riguroso, siguiendo con el control riguroso van a desaparecer”, indicó.

-Pero, ¿no es que pagan la multa y vuelven a la calle?, preguntó el cronista.

“Cuando se les secuestra el coche dos o tres veces no salen más”, respondió el director de Regulación Vial.

“Se va a tratar de mejorar todo. Tenemos un problema, están los colectivos, están las combis pero estamos viendo cómo los sacamos. Intensificando los controles esto va a mejorar, no podemos poner fecha, pero sí decimos que vamos a conseguirlo”, enfatizó.

Y pidió entonces colaboración a la Comisión Nacional Reguladora de Transporte: “Lo lógico sería que la CNRT deje de trabajar arriba del puente y baje un poquito a Puente La Noria, la CNRT es nacional, que controlen ellos también”, exigió para luego aclarar que más allá de los controles, la Comuna “no puede tomar otra medida”.

“No podemos retirarles el registro. Ahora se está conversando a nivel del Comcosur (Consorcio de Municipios del Conurbano Sur) sobre la creación de un registro de reincidencias. Son todas cosas que se están haciendo”, concluyó.

Comentá la nota