LOMAS | DENUNCIA VECINAL Piden que el Municipio prohíba a Ugofe la fumigación con glifosato

Las agrupaciones vecinales que acusan a Ugofe S.A. de fumigar las inmediaciones de las vías del tren con glifosato repartieron un proyecto a los concejales de Lomas en el que proponen que se prohíba utilizar ese herbicida. En tanto, desde la empresa se escudaron y aseguraron a Info Región que "el producto está habilitado por el SENASA".
Varias organizaciones vecinales de Lomas de Zamora emprendieron una cruzada para que se prohíba la fumigación con glifosato en las inmediaciones de las vías del ferrocarril Roca. Lo que los vecinos sostienen es que el herbicida puede causar serios problemas de salud, y por eso repartieron un proyecto a los concejales de la Comuna en el que proponen que se impida a la compañía Ugofe S.A. seguir utilizando la sustancia.

La gente adelantó, además, que intentará reunirse con los ediles para "concientizarlos sobre los efectos nocivos que ocasiona el glifosato en la vegetación, la fauna y las personas".

"Hay antecedentes científicos que indican que el glifosato provoca desde irritación en la piel hasta cáncer y problemas embrionarios genéticos. Nuestro objetivo es que Ugofe deje de utilizar esa sustancia para controlar la maleza porque es nocivo para la salud de los vecinos y también perjudica a la vegetación y la fauna de la zona", señaló Alejandro Almeida, miembro de la Asamblea de Turdera y vecino de la región.

"No queremos que se contamine el suelo y agua del distrito, es por ello que le hicimos llegar a los concejales un proyecto de ordenanza para que se impida la utilización de glifosato, tal como se hizo en Vicente López", agregó.

En este marco, los denunciantes sostienen que el motivo por el cual se fumiga con ese producto es "meramente económico": "Lo que pasa es que se redujo la cantidad de personal que se encargaba del desmalezamiento", indican.

"Eliminaron a gran parte de los trabajadores que se encargaban de podar la zona y suplantaron sus trabajos con el glifosato; un elemento mucho más nocivo. El único que resulta favorecido es Ugofe, porque de esta manera recorta los gastos. Esperamos que las autoridades tomen conciencia y sean pioneros en prohibir la utilización de glifosato en el conurbano sur bonaerense", resaltó Almeida ante la consulta de este medio.

En ese contexto, desde Ugofe se escudaron, y si bien la empresa reconoció que utiliza el cuestionado herbicida, sus voceros remarcaron que "el producto está habilitado por el SENASA".

"Contratamos una empresa que fumiga los sectores operativos con glifosato. Hay una discusión muy grande a nivel nacional sobre el uso del glifosato, pero mientras el SENASA lo autorice lo vamos a usar. Si en algún momento el organismo lo prohíbe reveremos nuestra postura, pero mientras esté autorizado por el organismo competente seguiremos fumigando con esa sustancia", adelantó a este medio Eduardo Montenegro, gerente de Relaciones Institucionales de la compañía prestadora del servicio.

"Utilizamos glifosato desde que la empresa se hizo cargo de la prestación, a mediados del 2007, y lo complementamos con la poda que realizan varias cuadrillas", agregó.

Aunque los residentes de la zona insisten en que las partículas de la sustancia vuelan hasta 800 metros desde el lugar donde se aplica, desde lo firma lo negaron, y aseguraron que se aplica a tan sólo "30 ó 40 centímetros del suelo".

"Nunca pensamos en dejar de utilizar el glifosato, porque es considerado como un producto no dañino para el ser humano. No utilizamos aviones para fumigar, sino que rociamos el suelo. No hay gran volatilidad de gases porque aplicamos el producto a corta distancia", defendió Montenegro.

Entre las organizaciones que repudian la utilización de glifosato se encuentran el Foro Hídrico de Lomas, la Asamblea Finky Verde, la Asociación de vecinos del Centro Atómico de Ezeiza y el Foro Hídrico de Almirante Brown.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA), así como la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificaron los herbicidas con glifosato como levemente tóxicos en la "Clase III", para exposiciones orales e inhalación. De todos modos, estudios recientes sugieren que clasificarlo como "IV" sería "más apropiado", ya que se ha demostrado que "puede causar la muerte de embriones, placentas, y células umbilicales humanas in vitro aún en bajas concentraciones".

Comentá la nota