LOMAS | CONCEJO DELIBERANTE El pase de Ferreyra marcó el ritmo de la sesión

La confirmación del pase del ex titular del bloque del Partido Justicialista al peronismo disidente fue lo más sobresaliente de la sesión ordinaria de ayer, en la que, además, se aprobó el bautismo de una plaza lomense con el nombre del recientemente fallecido ex presidente Raúl Alfonsín. En tanto, la iniciativa que prevé la presentación de "certificados de Factibilidad y Aptitud de Servicios Públicos" como requisito para la aprobación de planos de obras en nuevas construcciones fue girado a comisión.

A pesar de haberlo desmentido dos días antes y de asegurar que las relaciones con el intendente, Jorge Rossi, habían mejorado, el ahora ex titular del bloque del Partido Justicialista, Jorge Ferreyra decidió abandonar el oficialismo y unirse al espacio que aglutina al peronismo disidente.

Su entrada al recinto, acompañado de los concejales de Unión por Lomas Diego Cordera y Pablo Portell, el retiro de la insignia con su nombre del sector justicialista y su posterior estadía al lado del bloque opositor, fueron las imágenes más sobresalientes de una sesión ordinaria en la que, además, se aprobó el bautismo de una plaza lomense con el nombre del recientemente fallecido ex presidente Raúl Alfonsín.

"Yo siempre quise estar en un sector abierto, con participación y me di cuenta que este oficialismo es uno de los más cerrados que existe", volvió a criticar Ferreyra antes de comenzar la reunión legislativa en la que el titular del bloque del Frente para la Victoria, Alfredo Fernández, tomó la posta oficialista y fue el encargado de pedir las aprobaciones sobre tablas de los temas tratados.

Otra sorpresa de la reunión fue la rápida designación de un hombre del PRO disidente como nuevo subsecretario del Concejo. Sin consultas con propios ni adversarios, el presidente del cuerpo, Santiago Carasatorre, nombró a Norberto "Cacho" Tirendi, cercano al concejal Carlos Fiorentino, en un cargo que hasta el martes ocupaba un colaborador de Ferreyra.

En cuanto a los temas del día, el Cuerpo aprobó por unanimidad todos los proyectos que se trataron sobre tablas así como las comunicaciones dirigidas al Departamento Ejecutivo. Así, se convalidó el convenio suscripto entre la Nación y la Comuna referente a asistencia financiera para "fortalecer la infraestructura del distrito mediante la instrumentación de herramientas de modernización de la gestión pública" y se le dio el visto bueno al acuerdo entre el Municipio y Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires. Además, se aprobó el proyecto de ordenanza concerniente al convenio de recaudación de tasas municipales con el Banco Nación.

Asimismo, la totalidad del Concejo acompañó el giro a comisión de la iniciativa que prevé la presentación de "certificados de Factibilidad y Aptitud de Servicios Públicos" como requisito para la aprobación de planos de obras en las construcciones que se emprendan en el distrito.

También fue girado a comisión el convenio marco entre el Municipio y la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación referente al programa de Asistencia Financiar para la Pavimentación de Áreas Periurbanas.

Además, se aprobó el proyecto de comunicación presentado por el FpV por el cual se le solicita a la empresa AySA que "tome medidas para mejorar la presión del agua en distintos barrios de Lomas" y se le dio el visto bueno al pedido del bloque Propuesta Republicana PRO para que el Gobierno municipal ejecute tareas de prevención y fumigación concernientes al brote de dengue que afecta a varias provincias argentinas.

Por último, se aprobó sobre tablas el proyecto presentado por la Coalición Cívica por el cual se designa como "Plaza de la Libertad y la Democracia Raúl Ricardo Alfonsín" al espacio verde ubicado en Laprida y Beltrán, en Lomas.

Al respecto, el autor del proyecto, Rosendo Pedernera, remarcó que "las circunstancias de tener una banca hicieron que uno pueda presentar la iniciativa pero en realidad hubo pedidos de muchos vecinos"

"Alfonsín un gran respeto, representa a una gran cantidad de ciudadanos", apuntó el edil del ARI. De todos modos, la iniciativa no estuvo exenta de polémica y así, sobre el final de la sesión, se produjo una grotesca discusión entre los ediles. Todo comenzó cuando el concejal de Unión por Lomas Luis Ajmechet pidió que el busto de Alfonsín que se instalará en la plaza, sea donado por los mismos ediles.

Fue entonces cuando el independiente Jorge Lugea pidió la palabra para que Ajmechet aclare si el dinero del busto debía salir del bolsillo de los ediles, algo que el concejal duhaldista confirmó. Esto motivó la reacción del bloque del FPV y así tanto Marita Velázquez como Santiago Aragón pidieron "no usar la figura de Alfonsín" para un rédito político. No obstante, cuando el tono de la discusión iba creciendo, el titular del Concejo, Alberto Carasatorre, pidió ir a votación y dio por finalizada la sesión.

Comentá la nota