LOMAS | CONCEJO DELIBERANTE Declararon la emergencia en materia de seguridad

Luego del asesinato del empresario José Guarna, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora decidió ayer por unanimidad declarar la emergencia en seguridad en el distrito y le pidió al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el envío de más policías. “No es cuestión de encarcelar sino de que cada uno cumpla con su deber”, apuntaron desde el oficialismo.

Luego del asesinato del empresario metalúrgico José Guarna a manos de un grupo de delincuentes, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora decidió ayer por unanimidad declarar la emergencia en seguridad en el distrito y exigirle al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el envío de más policías.

Según reza el expediente, el proyecto de ordenanza que declara la emergencia se basa en que “el distrito se encuentra entre los que registran mayor índice de actividad delictiva pero como contrapartida posee la menor cantidad de policías por cada mil habitantes”.

En tanto, el proyecto de comunicación en el que se le pide al gobierno de Scioli que “cumpla a la mayor brevedad con la puesta en marcha de comisarías suficientes” también exige que la administración bonaerense implemente un plan de reparación de los edificios de comisarías existentes y que reafirme el funcionamiento del Foro de Seguridad local, del cual Guarna era miembro activo.

En una emotiva ceremonia en donde estuvieron presentes familiares y amigos del asesinado y a la que también concurrió el secretario de Gobierno, Martín Insaurralde, se reclamó también que la Provincia “garantice una serie de cuestiones pendientes de concreción que son esenciales para la seguridad de los vecinos”.

En ese sentido, el concejal del interbloque Unión Lomense y presidente de la comisión de Seguridad en el Concejo, Ricardo Matiuzzi, recordó también a Roberto Centeno, el gendarme asesinado esta semana en Fuerte Apache, y se quejó debido a que, según dijo, “las fuerzas de seguridad caen como moscas en manos de la delincuencia”.

“En Lomas estamos luchando por la Policía Buenos Aires 2 porque en otros municipios está funcionando pero parece que en el distrito no es tan fácil y por eso tenemos que encargarnos de acondicionar los lugares en donde va a estar instalada”, apuntó.

Asimismo, remarcó que “las sociedades hacen un clic cuando algunas cosas se perpetúan” al tiempo que subrayó: “Me sentiría satisfecho que el caso Guarna haga un clic en la sociedad lomense”.

Por su parte, el concejal por Propuesta Republicana (PRO), Carlos Fiorentino, recalcó que “el tema de la seguridad es muy complejo y ambiguo” y estimó que “parecería que es más fácil promover la inseguridad que combatirlo”.

“La inseguridad no tiene banderías políticas pero se arregla con la política. Se habla de una cuestión social pero nosotros no creemos eso, pensamos que la gente que tiene necesidades tiene otros caminos que no se corresponden con la delincuencia”, advirtió Fiorentino.

Sin embargo, inmediatamente emprendió un ataque contra el Gobierno nacional al señalar que “hay zonas ideológicas que dicen que el Estado no debe reprimir cuando tiene que tener una autoridad moral para ir contra el delito criminal”. “Queremos que el delincuente sienta que detrás hay un aparato que no lo va a dejar actuar”, insistió.

La respuesta al edil macrista llegó de la mano del concejal de Libres del Sur, Claudio Morell, quien le replicó que “la juventud de la provincia no es asesina sino que es una parte de la población que está en peligro”.

“No creemos que encarcelando a toda la juventud el delito va a bajar. Las estadísticas dicen que si se incrementa la pobreza, aumentan los casos de delito”, atacó Morell.

El que intentó salvar el debate fue el titular del bloque del Frente para la Victoria, Alfredo Fernández, quien aseguró que “se supone que por encima de las diferencias políticas existe una serie de cuestiones básicas que deben garantizarse”.

“Sería conveniente que se mantengan los programas de lucha contra las adicciones. La sociedad de Lomas de Zamora tiene un problema muy grave y tenemos que ponernos todos en el mismo frente para buscar soluciones”, pidió el edil kirchnerista.

Asimismo, el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Rosendo Pedernera, sostuvo que “hay un problema de sistema ya que si es injusto, más injusticias van a existir”.

“Hoy no se respetan los valores. Desde el momento en que alguien decide matar a alguien que sale a trabajar a las cinco de la mañana hay un problema. Desde hace mucho pienso que los partidos grandes como Lomas deben tener políticas de seguridad propias”, aseveró.

La palabra del oficialismo llegó a través del titular de la bancada del PJ, Jorge Ferreyra, quien señaló que “lo primero que hay que reconocer es que la inseguridad no sólo es un problema del Municipio sino que también están incluidos la Provincia y la Nación”.

“Es un tema muy complejo. En Lomas mueren dos o tres personas por día pero nadie hace nada. La Policía y los jueces saben donde están los delincuentes y donde está la droga. No se trata de encarcelar sino de que cada uno cumpla con su deber”, cerró Ferreyra.

Comentá la nota