LOMAS | BARRIO "17 DE NOVIEMBRE" Volverán a solicitar que se concrete la compra del terreno

Los vecinos que residen desde hace casi un año en el barrio "17 de noviembre", ubicado en la intersección de Camino Negro y Canadá, volverán a exigir que se concrete la compra del predio.
Dicen que se reunirán con autoridades nacionales, provinciales y municipales para solicitar, una vez más, que se rellene el predio. "Aunque ya se ordenó la expropiación todavía no compraron el terreno, eso nos genera mucha incertidumbre", aseguraron.

A casi un año de haber fundado el barrio "17 de noviembre", ubicado en la intersección de Camino Negro y Canadá, los vecinos volverán a exigir a las autoridades de Lomas de Zamora que se concrete la compra del terreno. Según indicaron, en diálogo con Info Región, esta semana se reunirán con autoridades nacionales, provinciales e intentarán mantener una entrevista con el flamante intendente, Martín Insaurralde.

"Ya se ordenó la expropiación del predio, pero las autoridades todavía no compraron el terreno. Las explicaciones que nos dieron es que el predio tiene un valor de 14 millones de pesos, de acuerdo a la valuación fiscal, pero que los dueños del espacio exigen 28 millones. La diferencia de precio está causando muchas demoras y, mientras tanto, nosotros sentimos una gran incertidumbre respecto a nuestro futuro", aseguró Daniel Chamorro, uno de los delegados del barrio. Y agregó: "Ante la falta de respuestas nos reuniremos con miembros del ministerio de Infraestructura de la Provincia y autoridades de la Secretaría de Tierras y Vivienda de Nación. También pediremos una audiencia con el nuevo Intendente, con el objetivo de ponerlo al tanto de nuestra situación".

Por otro lado, los vecinos pedirán presencia policial en el lugar: "Somos un barrio constituido y como tal quisiéramos contar con seguridad. Esperamos que el jefe Distrital de Lomas, Fabián Perroni nos reciba y entienda nuestro reclamo", manifestaron.

Además, solicitarán que se rellene el predio, con el objetivo de evitar inundaciones, algo frecuente por estos días.

"Una de nuestras mayores necesidades es que rellenen el lugar, porque cada vez que llueve se inunda. Como el predio está desparejo, el agua permanece estancada durante varias semanas y se convierte en un foco infeccioso para todos, sobre todo ahora que todos temen por el dengue", afirmó Fernández, ante la consulta de este medio. Y concluyó: "Muchos vecinos están desesperados y realizan el relleno con elementos que no son adecuados; como basura y cascotes. Estamos muy preocupados porque ya comenzó a subir la temperatura y el olor en el barrio será nauseabundo".

Comentá la nota