LOMAS | ATAQUE AL CEMENTERIO DE LA TABLADA La comunidad judía de Lomas repudió la profanación de tumbas

Desde la comunidad judía "Kehilá Dr. Herzl" de Lomas de Zamora castigaron el ataque antisemita que tuvo lugar en el cementerio judío de La Tablada entre la tarde del viernes y el sábado, a sólo cinco días del inicio de los festejos por el Año Nuevo Judío.
"Cuando empezamos con nuestras actividades siempre hay un rebrote antisemita o una acción concreta", repudió Diego Jarlip, miembro de la comunidad lomense en diálogo con Info Región.

Desde la comunidad judía "Kehilá Dr. Herzl" de Lomas de Zamora repudiaron la profanación de tumbas que tuvo lugar entre la tarde del viernes y la del sábado en el cementerio judío de La Tablada y castigaron la "bajeza de atentar contra los muertos".

El ataque se produjo a tan sólo cinco días del inicio del Rosh Hashaná (año nuevo judío) y entre las tumbas que sufrieron la embestida, 8 pertenecen a víctimas del atentado contra la mutual judía de la AMIA en 1994.

"Profanaron 58 tumbas en el predio de La Tablada, se trata de una cantidad muy grande, sobre todo porque el lugar donde están enterradas las víctimas de la Amia es un lugar muy central, es como si hiciesen pintadas en el Obelisco. La cuestión es que ese lugar tendría que estar sumamente monitoreado", denunció Diego Jarlip, miembro de la comunidad, en diálogo con Info Región.

Respecto a la cercanía del acto antisemita con la fecha de celebración del calendario judío, Jarlip resaltó que "no puede ser una casualidad", aunque apuntó que estos hechos "vienen pasando seguido".

"Esto se da en cualquier momento del año, pero esto no puede ser una casualidad porque justo ocurre esta semana. Cuando empezamos con nuestras actividades siempre hay un rebrote antisemita o una acción concreta, pero también pasa en otras épocas del año", indicó, recordando hechos similares ocurridos en julio del año pasado.

En ese sentido, volvió a repudiar "la bajeza de atentar contra los muertos" y pidió mayor seguridad para evitar que se repitan estos hechos. "Todo lo que tiene que ver con profanación de tumbas proviene de un problema societario. Tiene que haber algún tipo de solución desde el lado de la seguridad, pero también de la educación para que estas cosas no pasen", destacó.

Comentá la nota