Loma Negra consigue u$s 125 millones del BID

Loma Negra consigue u$s 125 millones del BID
También destinará dinero a cuestiones relacionadas con el cuidado del medio ambiente como el control de emisiones, la adaptación de las fábricas para la quema de residuos de otras industrias y la ampliación de las actividades de procesamiento de residuos.
La principal cementera argentina logró obtener un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por u$s 125 millones que utilizará para el incremento de la capacidad de producción de sus plantas que actualmente se encuentra en 5,5 millones de toneladas y crecerá en 1,8 millones de toneladas de molienda por año.

Controlada por el grupo brasileño Camargo Correa, Loma Negra también destinará parte del dinero para cuestiones relacionadas con el cuidado del medio ambiente como el control de emisiones, la adaptación de las fábricas para la quema de residuos de otras industrias y la ampliación de las actividades de procesamiento de residuos.

La idea es tener un mayor control de las emisiones de carbono y aumentar las tasas de sustitución de combustibles tradicionales por alternativos.

Al respecto, Ricardo Lima, director General de Loma Negra, explicó que "esta inversión demuestra la confianza que tiene la empresa en el crecimiento del mercado argentino, lo que hace imprescindible llevar adelante importantes obras de infraestructura para atender un previsible aumento en la demanda de cemento".

Tanto las obras para ampliar la capacidad de producción como las destinadas al cuidado del medio ambiente ya comenzaron y serán finalizadas en diciembre del año próximo, según estimó el ejecutivo.

"En los próximos cinco años esperamos obtener tasas de sustitución de combustibles tradicionales como gas y coque de petróleo, por combustibles alternativos como los que pueden surgir de residuos de industrias químicas y petroleras", agregó Lima. El ejecutivo también resaltó que "el uso de adiciones lleva a una significativa reducción de emisiones de CO2 en el proceso de producción de cemento en la Argentina".

Además de beneficiar a Loma Negra, se trata de una de las mayores líneas de financiamiento otorgadas por el organismo multilateral a una empresa privada con sede en la Argentina luego de la crisis de fines de 2001 que luego generó el default en el pago de la deuda externa del país.

La empresa tendrá hasta ocho años para devolver el dinero y ofreció garantías de Camargo Correa Cementos.

Comentá la nota