El Lole vino a festejar a Rosario y tiró: "El 2011 no es mi prioridad".

Con las antenas satelitales de la tevé nacional enviando las señales en directo, Carlos Reutemann hizo su festejo ayer a la tarde en Rosario luego de los comicios que lo colocaron entre los contados triunfadores del domingo.
"Es increíble: ayer a esta hora me tenían contra las cuerdas y hoy me están preguntando sobre el 2011", respondió a los periodistas de Buenos Aires que se querían llevar un gran titular del tipo: "Sí, voy a ser candidato a presidente".

Nada de eso. Si hubo una frase de la estrella de la jornada fue: "El 2011 no es mi prioridad". Y en esa tónica Reutemann volvió a bajar el perfil, se dedicó a saludar a los 300 seguidores que lo fueron a ver, se abrazó con el legendario Tula y dio señas de que a partir de esta semana reducirá notablemente su exposición en la tele y en las radios. Así es el Lole: volverá al campo y al Senado.

Rodeado de Roxana Latorre, Carlos Carranza y Daniel Germano, consagrados senadora y diputados nacionales, Reutemann llegó cerca de las 18 al sindicato de los garagistas de Riobamba casi San Martín y fue ovacionado. La cumbia del "Lole senador" ya sonaba por los parlantes mientras el Tula arengaba: "Se siente, se siente, el Lole presidente".

Sobre la derrota de Néstor Kirchner en provincia de Buenos Aires dijo que siempre creyó que dicha elección se definía "por medio punto, arriba o abajo". Y que los dos puntos y medio que aventajó De Narváez "la verdad que impactan muchísimo".

"Una sola encuestadora (en referencia a Poliarquía) acertó ese resultado y lo mantuvo como titular en un diario (en alusión a La Nación) mientras otras siete erraron. No es como aquí en Santa Fe donde erraron todas", chicaneó, para festejo de la barra.

Comentá la nota