Lole teme fraude y será candidato aunque gane por "un solo voto"

La reunión de la mesa de enlace de las entidades rurales con los candidatos a senador nacional Carlos Reutemann y Rubén Giustiniani fue perdiendo espesor a medida que pasaban las horas y que le ponían al Lole un micrófono para que hiciera declaraciones.
Las acusaciones por una supuesta campaña difamatoria por parte del Frente Progresista habilitaron un día agitado para el santafesino, que terminó insinuando que en los comicios podría haber fraude, algo gravísimo que definitivamente sacó de la primera hoja de la agenda el encuentro con Eduardo Buzzi, Mario Llambías, Jorge Garetto y Hugo Biolcati en un hotel de calle Urquiza.

Temprano por la mañana el camino hacia el hotel había sido regado de folletos críticos hacia Reutemann, situación que seguramente lo predispuso a hablar de "una campaña difamatoria" por parte del socialismo y que en los quince días que quedan hasta las elecciones a su figura "la van a desgarrar".

Cautela dirigencial. Primero el Lole y luego Giustiniani expresaron sus ideas sobre la situación que atraviesa la producción rural, ante la atenta mirada de Buzzi, Llambías, Garetto y Biocati. En verdad, nada nuevo dijeron, como tampoco los integrantes de la mesa de enlace, que se preocuparon por no manifestar públicamente a quién preferían ver victorioso.

La denuncia de Reutemann había sido planteada por diputados provinciales del PJ, quienes presentaron en la Legislatura un pedido de informes al gobernador Hermes Binner, donde apuntan contra "las señoras directoras de las delegaciones de Educación con asiento en Venado Tuerto y Cañada de Gómez, Mabel Caula y Mónica Albónico", quienes según los legisladores "reenviaron desde cuentas de correo electrónico oficiales y personales mensajes de carácter políticos con términos injuriosos y agraviantes hacia candidatos que no pertenecen a la fuerza política que integran, el Frente Progresista Cívico y Social".

LaCapital había adelantado el domingo pasado la preocupación de Reutemann por la fiscalización de los comicios en Rosario, cuestión que ayer hizo pública: "Si no (se consiguen todos los fiscales), tengo mis dudas. Después de todo esto hay que desconfiar de todo. Primero hay que hacer que nos voten y después contar los votos", reforzó sorpresivamente el ex gobernador.

Rápido de reflejos, su rival señaló que las advertencias de Reutemann eran la comprobación de que había "entrado en pánico" ante la eventualidad de una derrota. "Pensó que iba a ganar cómodo y ahora estamos arriba en las encuestas", se entusiasmó el socialista.

Pero el Lole se guardó una última declaración, que fue levantada de inmediato por los medios nacionales, y que sí constituye una novedad. Aseguró que le bastará con ganar la contienda en Santa Fe "por un voto" para lanzar su candidatura a presidente de cara a 2011. De todos modos, reconoció que no está seguro de obtener un triunfo en las elecciones, al sostener que "hay bastantes indecisos" y "el resultado de las encuestas depende de quién las encarga. La elección ha tomado otro rumbo y los justicialistas tenemos que trabajar muy fuerte para el 28 de junio, porque ese es un momento bisagra, porque ganando ese día vamos a empezar a recuperar las comunas, la Gobernación de Santa Fe en 2011 y vamos a ir viendo si en Olivos hay lugar para todos".

"He pasado por muchas elecciones y el tono de agresividad que ha tomado esta campaña es realmente sorprendente, y más aún en la provincia de Santa Fe, donde siempre hemos sido respetuosos, no nos hemos calumniado y estamos sorprendidos porque hay difamaciones por mails, por los medios y por todos lados y no podemos creer hasta dónde puede llegar la perversión", se quejó finalmente el senador nacional.

Palabras que queman. Lo que iba a ser el hecho político de la jornada (el encuentro con la mesa de enlace) quedó esmerilado por la escalada verbal del legislador, que cambió en las últimas semanas su estilo dialéctico, caracterizado por el laconismo, del que tomó partido el Frente Progresista atribuyéndolo a un supuesto "pánico" por las últimas encuestas.

Previamente, había señalado que Néstor Kirchner tiene intactas las posibilidades de ganar las elecciones en la provincia de Buenos Aires y dijo que le parecía mal la convocatoria de Alfredo Faggionato Márquez, al citar a declarar a Francisco De Narváez por la causa de la efedrina.

Anoche, reiteró sus críticas a Néstor Kirchner en un noticiero televisivo porteño. El día en que el Lole decidió ser mediático.

Comentá la nota