El Lole y Rossi acuerdan competir en listas separadas el 28 de junio

El Lole y Rossi acuerdan competir en listas separadas el 28 de junio
Un interlocutor lo trató de definir ajustadamente: "Se trata de una especie de acuerdo para el desacuerdo". Negociadores de Carlos Reutemann y Agustín Rossi tratan de dar las puntadas finales a un encuadre político consensuado que les permita, el 28 de junio, presentar listas separadas y competir entre ambos y frente a otros en las elecciones legislativas nacionales.
El Lole lo haría encabezando una lista con la probable denominación "Frente Santa Fe Federal" (para ser reelecto como senador nacional) en tanto Rossi con la estampa del "Frente para la Victoria", en el intento de renovar la banca de diputado por otros cuatro años.

Los votos de ambas listas —es obvio pero no está de más aclararlo— no se sumarán.

La idea de ambos sectores, expresan, es llegar con pautas prestablecidas al congreso del PJ santafesino convocado para el sábado que viene en Santa Fe, para que de una manera más o menos prolija los representantes que se den cita aprueben y dispongan esta suerte de neolemas.

"Se trata de evitar una fractura. No hay posibilidad de armar una lista de unidad ni tampoco de que un sector imponga una lista única", declaró ayer a La Capital el principal negociador del rossismo, el ex ministro santafesino Jorge Fernández (vicepresidente del PJ). Por el reutemismo actúa el senador provincial Ricardo Spinozzi, titular del PJ, además de Carlos Carranza, asesor de Reutemann en el Senado.

Hay un acta. El intento de acuerdo atraviesa la etapa de letra chica. El borrador de un acta donde se establece que ninguna de las listas podrá utilizar la sigla PJ y la simbología peronista, más otros detalles de índole crematística (por ejemplo, el modo de repartir los fondos nacionales para la impresión de los votos), se encuentra en estudio ahora en el sector de Reutemann. Rossi ya aprobó el boceto.

El congreso de Santa Fe del sábado terminaría de esta manera jugando un rol similar a aquel de Lanús del PJ nacional previo a las elecciones presidenciales de 2003. Entonces el duhaldismo impuso que los candidatos justicialistas dispuestos a presentarse se enfrenten entre ellos y levantó la disposición de resolverlo mediante una interna. Así nacieron las postulaciones de Néstor Kirchner, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá que compitieron el 27 de abril de aquel año.

Habrá que ver si los laderos del Lole, y él, actúan diligentemente o son remolones en el visado del borrador del acta de aquí hasta el sábado cuando se celebre el congreso partidario, donde gozan de mayoría. Hay sospechas de que quieran llevar a sus oponentes "hasta la raya".

El reutemismo dice contar con cerca de 250 congresales y los seguidores de Rossi aseguran no bajar de 150. El total es de 443.

De todas maneras, si se confía en la buena fe, hasta ahí todo podría marchar bien. Pero en el terreno de las hipótesis cabe indagar sobre la forma de resolver un probable incidente: qué pasa si un grupo de congresales independientes proponen anotar una tercera o cuarta lista.

¿Quién y bajo qué argumentos les negaría el derecho? El justicialismo provincial, y especialmente el rosarino, cuenta con antecedentes que espantan en la materia, el último de los cuales está vivo y es la anotación de unas 30 listas de precandidatos a concejal para las internas abiertas (¡y obligatorias!) del 5 de julio.

Mediante este ensayo o encuadre político de neolemas ambos sectores de alguna manera ceden en algo. Rossi resigna su pretensión de enfrentar en una interna al ex corredor para la cual no hay más tiempo, mientras que el reutemismo tolerará que otra lista le dispute parte del voto peronista.

Cabe bien el temor de algunos dirigentes del PJ santafesinos resumido en el siguiente interrogante: "¿Y si aprovechando la división se nos cuela (Rubén) Giustiniani y el socialismo termina ganando la elección?"

Un diputado provincial cercano a Rossi, en un exceso de optimismo, en cambio exclamó: "¿Y si a nosotros nos va muy bien, salimos segundos, y el peronismo se queda con las tres bancas a senador?" Ese día se renovarán, además, nueve bancas de diputados.

Si Reutemann y Rossi marchan finalmente así a la compulsa, el 28 de junio verá la luz una suerte de competencia electoral que el ex ídolo de Fórmula Uno vio como más apropiada tres semanas atrás y que en un lenguaje imperfecto pero no menos ilustrativo la encajó: "Cada uno en su rancho y que no se mezcle la hacienda. Y después, a contar los porotos".

Los porotos se contarán ese día y se sabrá quién es quién.

Comentá la nota