Lole les pegó como nunca a los K, asustado por la escalada socialista.

Lole les pegó como nunca a los K, asustado por la escalada socialista.
Cuando arrancó la campaña, Carlos Reutemann le sacaba una ventaja de casi 20 puntos al candidato del gobernador Binner, Rubén Giustiniani. Pero a una semana de las elecciones, algunos encuestadores dicen que gana el socialista. "Ella decepcionó bárbaramente", dijo sobre Cristina. Y agregó: "No cumplió con sus promesas y se equivocó con el campo".
Preocupado por la escalada socialista en las encuestas, que amenaza con arruinarle un triunfo que a priori parecía cantado, el senador Carlos Reutemann embistió como nunca antes contra el matrimonio Kirchner. Dijo sobre Cristina: "Decepcionó bárbaramente. No cumplió con lo que dijo en la campaña y se equivocó con el campo. Fue la equivocación del Gobierno lo que llevó a la crisis".

Afirmó sobre Néstor: "Es funcional a él que no me vaya bien. Es más, compito contra Kirchner y (el gobernador Hermes) Binner".

¿Corre con ventaja? El rival del ex piloto de Fórmula 1 en la provincia es el socialista Rubén Giustiniani. Cuando arrancó la campaña, la diferencia que había entre los dos era de alrededor de 20 puntos a favor de Reutemann. Sin embargo, a una semana de ir a las urnas la ventaja se redujo a punto tal que algunas encuestadoras dan ganador a Giustiniani. La imagen del socialista creció exponencialmente desde que Hermes Binner decidió meterse de lleno en la campaña. El mandatario de Santa Fe está muy bien considerado por el electorado y suena, al igual que Reutemann, como uno de los presidenciables para 2011.

Un importante dirigente del peronismo disidente que visitó al ex piloto el martes reconoció ante PERFIL que lo vio muy preocupado por la avanzada del PS.

El senador y ex gobernador rompió con el kirchnerismo en febrero. Lo comunicó con un escrito en el que adujo razones políticas y personales. Abandonó la bancada junto su coterránea Roxana Latorre. "No tiene sentido pertenecer a un bloque que perjudica los intereses de mi provincia", anticipó aquella vez. Aunque ya ponía límites a su deserción: "No queremos hacer nada parecido a lo que hizo Felipe Solá, que formó un peronismo disidente", confió entonces Latorre. También se cuidaba en aquel tiempo de criticar abiertamente al ex presidente y actual titular del PJ.

La oposición atribuyó su discurso moderado a un supuesto pacto con Kirchner para aunar voluntades una vez que pase la elección del 28 de junio. Pero aunque se encargó de desmentirlo sistemáticamente, la poca contundencia que tuvo al rechazar la versión generó suspicacias. Por eso, ayer, decidió atacar con virulencia.

"Mi relación con Kirchner no tiene retorno", pronunció durante un reportaje del diario La Capital de Rosario. Y añadió: "El Gobierno defiende la política que se hizo hasta ahora y yo tengo una idea absolutamente en contrario".

Además, el ex mandatario de la provincia precisó que compite en desigualdad de oportunidades porque sus rivales tienen "un misil Exocet, y yo –ironizó– apenas tengo una gomera".

Comentá la nota