Lole, con muchas preocupaciones: Duhalde, Kirchner, el PJ y Santa Fe

Por: Eduardo Aulicino

Carlos Reutemann está tomado por su posible candidatura a presidente. Lo que hace y los movimientos que se registran más allá de su voluntad apuran algunas de sus decisiones, aunque no la definición formal para la pelea del 2011. Quiere manejar los tiempos, sacarse presiones de encima, pero está tomando nota de que no todo depende de su voluntad. Lo inquietan los movimientos de Eduardo Duhalde, busca reafirmar su distancia con Néstor Kirchner, observa los realineamientos en el PJ --atento como todos a la dinámica del peronismo bonaerense-- y se preocupa por su propio territorio: en poco más de un mes, Santa Fe irá otra vez a las urnas.

Lejos de un pasar más o menos tranquilo, para ir madurando su proyecto, la realidad le impone al senador santafesino la necesidad de apurar algunas definiciones. Es una situación similar a la de la oposición, mientras Néstor Kirchner y el Gobierno avanzan como si nada hubiese ocurrido el 28 de junio. Claro que retomar en parte el manejo de la agenda no se traduce en términos de imagen o adhesión para los K, pero alcanza para incomodar a algunos y para condicionar movimientos en el interior del PJ, en especial los de los gobernadores, cada vez más necesitados en materia financiera.

Lole cree que el ciclo político del kirchnerismo está terminado, pero no al punto de evaluar que el ex presidente está fuera de juego en el peronismo. Al contrario, algunos movimientos alimentan su desconfianza: la actitud del kirchnerismo en su provincia y la llamativa jugada de su ahora ex socia, la senadora Roxana Latorre, al facilitar el tratamiento de las facultades delegadas y su punto central: las retenciones.

Reutemann, antes y después de las elecciones, apostó fuerte a diferenciarse de los Kirchner. El conflicto con los sectores rurales fue decisivo en ese movimiento, basado en dos puntos: afirmar su imagen y dar por cerrado cualquier intento kirchnerista de contarlo como tropa propia para el recambio. Su triunfo de junio lo consolidó como alternativa en el peronismo, pero aún queda mucho camino a recorrer hacia el 2011. Y en esa perspectiva, también observa los pasos de Eduardo Duhalde y los realineamientos, hasta ahora apenas insinuados, en el mapa nacional del PJ.

"Buscó sacarse el lazo", resume un dirigente peronista para explicar por qué el senador respondió a las presiones de Duhalde colocándolo --no para hacerle un bien-- en la eventual lista de presidenciables. Reutemann no quiere tampoco la tutela duhaldista para su proyecto, pero además debe cuidar lo poco explícitamente armado para esta pelea. Uno de sus aliados, el entrerriano Jorge Busti, tuvo un reencuentro público con Duhalde. Ese mismo día el santafesino hizo las declaraciones que apuntaron al ex presidente.

Los ritmos de Lole están asociados además a la evaluación sobre lo que ocurre en otros distritos. "Tiene que ver qué pasa en las provincias y sobre todo en Buenos Aires para ir haciendo su juego", dice un experimentado legislador peronista, aunque reconoce los riesgos de la cautela: también su grado de decisión puede provocar las señales que finalmente espera.

El caso de Buenos Aires es fundamental, naturalmente. Daniel Scioli ya parece volcado a trabajar en el proyecto de reelección como gobernador, pero él y la estructura del peronismo bonaerense buscarán pesar en la mesa que termine armándose para definir las candidaturas del 2011. Habrá que ver además qué huella dejan los pasos que comenzó a dar Felipe Solá.

Reutemann, al mismo tiempo, piensa en su propia provincia. El caso de Roxana Latorre, con quien rompió la semana pasada, se vincula directamente a esa realidad cercana. Está presionado por los ruralistas y desde el socialismo le volvieron a llover críticas: recrearon aquello de un "pacto secreto" entre el senador y los K. Todo, en la antesala de las nuevas elecciones locales, agendadas para el 27 de septiembre. Allí se jugará otro partido con lectura nacional, para el peronismo crítico y también para la oposición

Comentá la nota