El Lole ya se calza el traje de candidato.

Carlos Reutemann se calzará el traje de candidato y recorrerá los pueblos del territorio santafesino para renovar la banca de senador por el PJ. De obtener una buena cosecha de votos el 28 de junio, le permitirá posicionarse en los primeros puestos de la grilla de largada para las presidenciales del 2011.
Las encuestas marcan una fuerte intención de voto a su favor, que se visualiza en las principales ciudades y pueblos del interior, cuya economía depende de las actividades del campo.

Uno de los últimos trabajos realizados en los primeros días de abril, pertenece a Horacio Robustelli, que muestra a Reutemann con el 39% de intención de voto, seguido por el socialista Rubén Giustiniani con el 18 % y tercero Agustín Rossi, con el 4%.

Este sondeo presenta una imagen deteriorada del gobierno nacional y poca esperanza de la gente en que la situación económica y social mejore.

El Congreso el PJ provincial, reunido ayer en Santa Fe, resolvió que el Partido Justicialista será prescindente y dió luz verde a la conformación de dos frentes: Santa Fe Federal liderado por Reutemann y el Frente Por la Victoria, que representa Rossi.

La disputa interna del peronismo viene de lejos, después de la derrota a manos del socialista Hermes Binner a la gobernación. Tras 23 años en el poder provincial y derogada la ley de Lemas, el PJ entró en un tobogán de caída libre.

Reutemann había tenido poca participación en esas elecciones del 2007 y el que sí tuvo intervención fue el ex gobernador Jorge Obeid, que impulsó la candidatura de Rafael Bielsa, quien a su vez se impuso en las internas al ultra kirchnerista Agustín Rossi.

Reutemann decidió el último día del año pasado salir al ruedo y estampar la frase "esta vez sí pensaría en ser presidente". A partir de ahí, la temperatura política nacional entró en ebullición, entre los mismos peronistas y con adversarios que trataron de seducirlo para llevarlo a integrar otro frente de oposición al gobierno de los Kirchner.

"Santa Fe es el segundo distrito electoral del país. De ahí que el test de junio nos dará el pasaporte para el 2011, lo que permitirá sentarnos en la mesa grande del PJ", repitió Reutemann.

A partir de la decisión del Congreso, el peronismo santafesino medirá fuerzas reutemanistas y el rossismo. Desde el gobierno nacional, incluido el propio Kirchner intentaron hasta último momento persuadir a Rossi de esta contienda de desgaste. Intuyen una amplia victoria de Carlos Reutemann y no desearían otro escenario similar al de Catamarca.

Comentá la nota