El Lole se bajó de la gira a España para no “quemarse”

No quiere vuelos compartidos con Rossi ni fotos en un año electoral. Prefiere alianzas discretas porque todo signo K es "piantavotos" en Santa Fe.
Carlos Reutemann les dijo no a los Kirchner. El matrimonio presidencial lo invitó a integrar la comitiva oficial que acompañará a Cristina a España el próximo fin de semana, pero el senador y probable candidato presidencial rechazó la propuesta. El Lole quiere evitar como sea una foto junto a un Kirchner, hecho que podría ser entendido como su alineamiento definitivo con el proyecto K, un escenario que rechaza, según contaron a Crítica de la Argentina fuentes de su entorno.

El Gobierno sabía desde inicios de esta semana que Reutemann no viajaría a Madrid, pero aun así dejó trascender que el santafesino había sido invitado al viaje. Es la segunda negativa del Lole que recibe la Casa Rosada. La anterior ocurrió hace pocas semanas, cuando el ex corredor eludió el viaje de Cristina a Venezuela, al que también fue invitado, según relató un legislador de su confianza.

Reutemann insiste en la intimidad que para lograr una victoria como candidato a senador en Santa Fe necesita mantener la distancia de los Kirchner, aunque tampoco quiere transformarse en un candidato de la oposición, lo que supondría un escenario de confrontación con el Gobierno. Es que está convencido de que los Kirchner le tienden trampas a cada rato para “robarle” una foto. A fines de enero, por ejemplo, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, se reunió con casi una treintena de intendentes santafesinos, con quienes analizó la situación de la sequía en sus distritos y la construcción de obras públicas. A ese encuentro había sido invitado Reutemann, que esquivó la propuesta y envió en su representación al titular del PJ de Santa Fe, Ricardo Spinozzi. “Están desesperados por la foto”, chicanean al Gobierno cerca del ex corredor.

Reutemann no sólo rechaza el “abrazo de oso” con cualquiera de los K sino que también les avisó a sus dos principales interlocutores con el oficialismo –José Pampuro y Juan Carlos Mazzón– que no aceptará integrar una alianza con el otro referente del peronismo en su distrito, el jefe de los Diputados K, Agustín Rossi. El Lole pidió a los Kirchner que convenzan a Rossi de no participar de esta elección legislativa: cree que si debe enfrentarlo perdería una buena cantidad de votos del peronismo en Rosario, la ciudad más poblada de Santa Fe. Rossi, escrachado esta semana por los ruralistas en el pueblo de Laguna Paiva, es el jefe de bancada que logró la mayoría en el Diputados para aprobar las retenciones móviles. Debe renovar su mandato porque se le vence a fin de año. Su hermano, Alejandro, también escrachado en Laguna Paiva, tiene un poco más de margen ya que debe dejar su banca recién en 2011.

Agustín Rossi dejó trascender que aceptaría integrar una lista de unidad con Reutemann, pero éste no lo acepta de ninguna manera.

El matrimonio presidencial todavía no decidió cómo saldar la interna entre el fiel Rossi y el buen candidato Reutemann. En la Casa Rosada analizan la posibilidad de integrar al diputado al Gabinete, según contaron fuentes oficiales: “Sería un buen ministro”.

Pero el probable recambio de titulares de los ministerios todavía no está definido. Un sector del Gobierno cree innecesario “pagarle” a Rossi con un cargo ahora, ya que su banca vence recién en diciembre: “Hace su trabajo de manera espectacular, nos sacó todas las leyes que le pedimos”. Al contrario de Reutemann, el diputado sí viajará a Madrid junto a Cristina, lo que es visto como una ratificación de la estima que le tiene el matrimonio gobernante.

Comentá la nota