Logró 8 diputados, pero el campo ya se siente dueño del resultado

Se trata de los que provienen de las entidades. También obtuvo una senaduría.
En materia electoral, la sequía no hizo daño y para el agro la cosecha resultó mejor de lo esperada: ocho diputados y una senadora elegidos ayer provienen de las filas rurales. El buen desempeño de los "agrocandidatos" fue festejado por la Mesa de Enlace, aunque no tanto como la dura derrota que sufría anoche el kirchnerismo. El campo, en definitiva, fue el sector que comenzó a limar un poder que hace poco más de un año parecía indestructible. Ahora se siente dueño de esta victoria.

Las cuatro patas de la Mesa de Enlace siguieron el escrutinio por separado: Mario Llambías y Hugo Luis Biolcati en la sede porteña de CRA; Eduardo Buzzi y Carlos Garetto en las oficinas rosarinas de la Federación Agraria. Cerca de las 10 de la noche se comunicaron telefónicamente y lanzaron un mensaje común, que deliberadamente evitó el tono revanchista. "Es nuestro deseo que se empiecen a solucionar las cosas y que tengamos canales de consenso", resumió Llambías. "Hay un cambio de escenario político. Debiera empezar a notarse mañana mismo", agregó Biolcati.

El "observatorio electoral" agropecuario siguió de cerca el desempeño de los 258 candidatos a los más diversos cargos que surgieron de las entrañas del campo, paridos por el largo conflicto del año pasado. Un comunicado apresurado, a media tarde, daba cuenta de que no menos de una decena de postulantes al Congreso Nacional contaban con posibilidades de ocupar una banca. Esa exageración le valió un duro reto al consultor Felipe Nogueras, responsable del improvisado centro de cómputos. El experto también se dedicó a sumar los votos que recolectaron las listas opositoras al kirchnerismo. Como consecuencia de ese ejercicio, los "pro-campo" vencían al kirchnerismo por 60 a 28%.

El escrutinio oficial permitió el regreso a la cordura. Los vicepresidentes de Federación Agraria, el chaqueño Pablo Orsolini y el pampeano Ulises "Chito" Forte, apenas perdieron por unos pocos puntos contra los poderosos aparatos del PJ de sus respectivas provincias. Y el formoseño Ricardo Buryaile, vice de CRA, daba lucha anoche para ocupar otra banca.

La votación en Corrientes aportaba otros dos cargos vinculados al sector: la senadora Josefina Meabe de Mathó y el diputado Lucio Aspiazu. Más abajo, la oposición en Entre Ríos daba el batacazo al derrotar al PJ local. Llegaban así otros dos agro-diputados: Jorge Benedetti e Hilma Ré.

En Tucumán, Juan Casañas, dirigente de Federación Agraria, encabezaba la lista opositora y anoche conseguía un lugar en la Cámara de Diputados. La cerrada disputa cordobesa, mientras tanto, habilitaba una banca al ex secretario de Agricultura del menemismo, Gumersindo Alonso, vinculado a CRA, y otro escaño para Estela Garnero, de la Federación Agraria de Río Cuarto.

"Algo pasó en la Argentina. Un 60 o 70% de la población está pidiendo un cambio ante una actitud cerrada y muchas veces soberbia y descalificante", evaluaba anoche Buzzi desde Rosario. "Ojalá que esta señal no solo sirva para recomponer equilibrios en el Congreso, sino para retomar de inmediato la mesa de diálogo con el Gobierno", se ilusionaba Garetto.

Por si hiciera falta enfatizar el mensaje al kirchnerismo, Biolcati añadió: "Los primeros dispuestos a trabajar en este nuevo escenario somos nosotros". Alineado con esta posición, el entrerriano Alfredo De Angeli ¿que preanunció en plena veda "la derrota del kirchnerismo"¿, adelantó que esta misma semana pedirán audiencia con la presidenta Cristina Kirchner.

En su bunker porteño, los agropecuarios celebraron a la usanza peronista: con tinto, pizza y choripán. Con el final del día, llegó otro motivo para brindar. Cayó lluvia sobre los secos campos y ahora sí se puede pensar en sembrar.

Comentá la nota