No logran cerrar un acuerdo por el aumento del boleto

El PJ propuso un boleto de 2 pesos y un abono de 1. La empresa y Scoppa se oponen. El oficialismo mantiene la idea de que el boleto vaya a 1,70 y el abono a 1,25. Vuelven a reunirse el lunes
El concejal justicialista Guillermo Natali sorprendió a los miembros de la Comisión Evaluadora de Precios del Transporte Urbano de Pasajeros al proponer un boleto de 2 pesos y un abono de 1 peso. El proyecto oficial que iba a tratarse este jueves llevaba el boleto a 1,70 -un aumento de 40 centavos- y el abono a 1,25.

“Es para responder a los requerimientos de la empresa y porque no me creo los índices de Moreno. Además, acercaría la posibilidad de otorgarles a los estudiantes un precio para el abono por el cual vienen luchando desde hace tiempo”, fundamentó.

Natali enmarcó su propuesta dentro de lo que él ve como un 2009 muy problemático: “Va a ser un año durante el cual no va a haber aumentos salariales, lo que va a hacer que tanto empresarios como trabajadores nos ajustemos el cinturón”.

Sin embargo, la empresa de transporte Ciudad de Río Cuarto se mostró totalmente contraria a esta iniciativa.

“Va a fomentar que la gente compre abono y no boleto, y va a crear las condiciones para la reventa de terceros con ganancias del 20% o más”, explicó Alberto Semprini, su titular.

Sorpresa

Hasta la Federación Universitaria de Río Cuarto (Furc) no quiso emitir su opinión sin antes evaluarla junto con la documentación que entregaron los empresarios justificando su pedido de aumento.

Lucas Dobrusín, su presidente, prefirió rescatar que con la movilización del jueves, que irrumpió en la sesión del Concejo, lograron que la comisión se reuniera.

“Con las difierentes posiciones que hoy se vieron quedó en claro que era necesario realizarla, además de corresponder legalmente por ordenanza. Además, esto remarcó que los concejales se apuran cuando se trata de empresas. Ahora, si es una iniciativa social, como la del boleto estudiantil universal, dilatan todo”, acusó.

Hasta el momento en que Natali presentó su moción, el debate había girado principalmente alrededor del informe de costos presentado por la empresa.

El contador de la misma, Eduardo Iribarne, explicó que el estudio le arrojaba una tarifa de casi 3 pesos, a la cual se le descontaron los subsidios que reciben, lo que la rebajaba a 2,16. Pero al sumarle la carga salarial, terminaba siendo de 2,23.

“Hemos hecho lo imposible para rebajar nuestras pretensiones. Resignando parte de nuestras ganancias, propusimos 1,85 para el boleto y 1,45 para el abono. Por lo que consideramos muy insuficientes las cifras de 1,70 y 1,25 respectivamente”, dijo Semprini.

El empresario fue más allá: “Yo prefiriría, por la falta de monedas, que fuera 1,75 y 1,45, aunque en el caso del abono aceptaría 1,40. Y el escolar debería costar 60 centavos”.

Durante la reunión se notó una desconfianza acerca de la rigurosidad técnica del estudio por parte de algunos integrantes de la comisión.

El concejal Enrique Novo, del Fregen, reclamó que se forme “de una vez por todas” la Auditoría Municipal, retrasada desde hace 12 años.

“Un control estatal de esta naturaleza permitiría cotejar los números de la empresa. No es dudar de ella, sino responder a un deber como funcionarios públicos”, sostuvo Novo.

En este punto, la Furc se quejó por no tener acceso a los balances de la empresa. Semprini dijo que es “porque luego van y dicen cualquier cosa”. “Entonces, estamos pintados acá”, le respondió uno de los estudiantes.

Los montos presentados desdibujaron la noticia de que la fórmula polinómica, similar a la utilizada para el aumento de la tarifa de taxis y remises, daba que el incremento debía ir a 1,55 en el caso del boleto.

“Sabemos que no es el mejor de los instrumentos porque incorpora datos oficiales como los del Indec y porque el redondeo de centavos influye mucho en este tipo de ecuaciones”, manifestó Fabricio Pedruzzi.

“Al querer congelar el boleto escolar, ese costo hay que trasladarlo a los otros dos. Considero que deberíamos encontrar un equilibrio entre este 1,55 que arroja la polinómica y el 1,70 propuesto”, agregó el concejal de Río para Todos.

Eduardo Scoppa (Coalición Cívica) presentó sus dudas sobre la conveniencia de no subir el boleto escolar.

“Por ahí quizás es más procedente aumentarlo 10 centavos y así no tener que subir el común y el abono. Esto repercutiría favorablemente en las familias porque al escolar se lo usa mucho menos que a los otros dos”, graficó.

Discusión

El secretario de gobierno, Claudio Miranda, y el concejal oficialista Juan Carlos Daita, también remarcaron las bondades de la prestación que hace la Sociedad Anónima de Transporte Ciudad Río Cuarto.

“Uno va a otras ciudades y se da cuenta de que en Río Cuarto contamos con un servicio eficiente, que le da trabajo a riocuartenses, que cuenta con una buena distribución geográfica y de frecuencias. Pero el aumento de la tarifa corre por cuenta del Concejo”, describió Miranda.

Daita, una vez finalizada la sesión, tuvo un cruce con los estudiantes de la Furc. Mientras el concejal les reclamaba mayor respeto por las instituciones -en referencia a los hechos del jueves-, los jóvenes le explicaban que si ellos no hubieran hecho esa manifestación, se habría aprobado el aumento impulsado por su bloque.

La comisión se reunirá nuevamente el lunes desde las 12 con el objetivo de emitir un dictamen que muy pocos confían que sea por consenso.

Comentá la nota