Logran acuerdo para evitar despidos en Siderar

El Gobierno, la empresa Siderar y los gremios de la UOM y de la UOCRA sellaron el acuerdo que garantiza la continuidad de casi 2.400 empleados que trabajan en la planta de Siderar de la ciudad bonaerense de San Nicolás.
"Con este acuerdo quedan preservados los puestos de trabajo, aunque habrá suspensiones rotativas cada 15 días", afirmó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

El acuerdo firmado contempla la rotación de suspensiones y la finalización de la construcción de un nuevo horno, como una forma de dar tareas a los trabajadores.

La obra quedó paralizada, pero tras el acuerdo, el horno terminaría de construirse en noviembre, sin despidos y con una rotación de suspensiones.

Cada turno trabajará dos semanas y cobrará tres, en lugar del mes entero, más las asignaciones familiares y los aportes por obra social.

Tomada adelantó su regreso de la gira presidencial por España para participar de la firma del acta acuerdo.

Por su lado, el secretario general de UOCRA de San Nicolás, Carlos Romero, recordó que ayer realizaron una "asamblea con los trabajadores donde se aprobó el acuerdo".

El mismo garantiza la continuidad del empleo de todos los afectados, pero con un sistema rotativo, es decir que trabajarán solo dos semanas al mes y el Estado les pagará una de las dos en que no tengan actividad.

"Lo fundamental es la continuidad de la obra", enfatizó Romero en diálogo con radio América.

Al tiempo que explicó que lo acordado "es una quita en los salarios de los trabajadores en cuanto a que van a trabajar dos semanas y dos semanas van a estar en sus casas, con un subsidio de 44 horas".

El acta acuerdo entrará en vigencia el lunes próximo y se mantendría en vigencia hasta que el Gobierno de Venezuela le pague a Techint la estatización de Sidor.

Si bien para Romero esta situación "no es lo ideal", lo importante es que "garantiza" la continuidad del empleo y del plan de construcción de un nuevo horno en la planta de San Nicolás.

Siderar es la siderúrgica de Techint que había anunciado un plan de inversiones hasta 2011, de 1.200 millones de dólares que incluía la construcción de un nuevo horno.

Comentá la nota