Loeb, ese campeón que es costumbre

Por quinta vez seguida, manda en el Rally. Le bastó con ser tercero en Japón.
El francés Sébastien Loeb (Citroen) se aseguró ayer el quinto Mundial consecutivo de Rally, tras salir tercero en Japón, donde ganó el finlandés Mikko Hirvonen.

A una fecha del final, el Rally de Gran Bretaña se correrá del 5 al 7 de diciembre, Loeb sólo precisaba hoy los seis puntos del tercer puesto para asegurarse matemáticamente el título.

Hirvonen cruzó la meta con un margen de 31.1 segundos, pero no pudo impedir la coronación de Loeb, seguido de su compatriota Jari-Matti Latvala (Ford).

"Ya está, se acabó. Pero bueno, ha ganado diez pruebas antes de llegar hasta aquí, así que se lo merece. Yo he hecho todo lo que he podido. Volveremos a intentarlo el año que viene", dijo Hirvonen.

Tras hacer un trompo a 200 metros del final, en el penúltimo tramo, que casi le cuesta el tercer puesto, Loeb y su copiloto Daniel Elena subieron al techo de su auto al llegar al punto de control final ondeando una bandera francesa. "¡Es increíble! Fue un rally horrible, no podía haber sido más duro! ste es un gran momento. Es perfecto. Estoy aliviado de que el fin de semana ya se haya terminado", expresó Loeb.

La lluvia embarró otra vez la pista y provocó que las máquinas fueran por momentos inmanejables. "Quería ganar el título en Japón para poder afrontar el Rally de Gran Bretaña con total libertad", explicó el piloto francés, líder con 112 puntos, con ventaja ya inalcanzable sobre Hirvonen, quien quedó con 102, mientras que Daniel Sordo fue tercero con 56. Ford. Loeb, de nuevo, es campeón. Todo un clásico del rally.

Comentá la nota