Es una locura echarlo

Por Salvador Treber

El ejecutivo no está autorizado a tomar esa decisión y el oficialismo tiene una gran capacidad para crear problemas donde no los hay. Blejer tiene una personalidad un poco débil para ocupar el cargo.

El desplazamiento de Redrado es ilegal y una locura. El ejecutivo no está autorizado a tomar esa decisión. Realmente es preocupante porque cuando las cosas están tranquilas el oficialismo se ocupa en desarreglarlas. Tienen una capacidad para crear problemas donde no los hay.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) plantea la creación de un Fondo de Garantía de Sustentabilidad que en realidad no es tal porque sencillamente es un retiro de reservas del Banco Central para pagar deudas, y eso sólo puede hacerse si existe un acuerdo en el Congreso.

Si hubiese estado en los zapatos de Redrado hubiese hecho exactamente lo mismo: pedir asesoramiento al estudio jurídico del Central y al cuerpo de abogados que tiene en New York. Con ese respaldo ha hecho lo que corresponde, porque en ese momento él se jugaba su cabeza.

Cualquier otra cosa hubiese sido una irresponsabilidad. En última instancia, Redrado quedaba como el único responsable. La Presidenta dio la orden al firmar el DNU, pero de acuerdo con la carta orgánica Redrado es el encargado de ejecutarla y de custodiar las reservas.

Técnicamente Mario Blejer está dotado para asumir como presidente del Banco Central. Pero ya estuvo en ese cargo y falló, no por motivos técnicos sino porque tiene una personalidad un poco débil.

*Director del Banco Central entre 1983 y 1986.

Comentá la nota