"Es muy loco haber ganado tanto".

"Este es el torneo que más significa para mí", dijo el campeón, que luego se encontró con Borg, Sampras y Laver.
El hombre del All England Lawn Tennis & Croquet Club que lo acompañaba dijo con una sonrisa socarrona: "Roger Federer no necesita ninguna presentación, así que empecemos con las preguntas en inglés". La sala principal de conferencias estaba repleta pero ordenada, y los aplausos de la prensa para el campeón de Wimbledon por sexta vez; el más ganador de la historia en torneos de Grand Slam, con 15 conquistas; el nuevo número 1 del mundo, dieron espacio a las palabras de ese muchacho que, debajo de la campera blanca con dorado, llevaba una remera negra que cargaba con toda una declaración de principios: "No hay línea de meta?".

Por seguir ese concepto llegó hasta un momento como el vivido pocos minutos después de haber conseguir su 15° título de Grand Slam. En un sector interno del estadio, junto a la pared donde figuran todos los campeones año por año, se juntaron Roger Federer, Pete Sampras, Björn Borg y Rod Laver. La charla fue de ocasión, pero sirvió para tener la foto histórica.

Pero ahora es tiempo de palabras para Federer. Es su hora.

* "El segundo set fue clave. Si hubiera quedado dos sets abajo, con Andy sacando de esa manera, hubiera sido muy difícil."

* "El deporte o el tenis pueden ser crueles a veces. Pero sé que Andy no se va a bajonear y que va a hacer una gran temporada sobre cemento."

* "Una de las finales entre Becker y Edberg fue la que me marcó, no sé bien cuál. Recuerdo estar sentado en el living, mirándolos, pensando en que algún día quizá podría ser como ellos. En ese aspecto los ídolos son buenos, cuando te empujan a hacer algo. De pronto, uno pasa de festejar un partido de chico como si fuera Wimbledon a ganar realmente en Wimbledon."

* "Es hermoso haber ganado 15 títulos de Grand Slam, haberme mantenido por tantos años, sin lesiones. Es muy loco haber ganado tanto."

* "Estoy feliz de haber quebrado el récord aquí porque éste es el torneo que más significa para mí. Es como haber cerrado un círculo aquí. Aunque falta mucho para que se termine mi carrera."

* "Fue muy especial que hubiera tantas leyendas mirándome, especialmente Pete, con quien somos buenos amigos. Que me vengan a ver jugar? No sé bien qué decir, primero me ponía nervioso si me venía a ver un amigo, luego mis padres y ahora leyendas que significan tanto para mí."

* "Rescato mi lucha, porque soy conocido por ser tranquilo y relajado en la cancha, pero todos sabemos lo duro que fue."

* "No sé si se puede ser una leyenda mientras se sigue jugando. Esperemos y veamos."

* "¿Cuál será mi próxima prioridad? ¿Y vos qué creés? El tenis seguro que no", dijo Federer finalmente, apuntando a su inminente paternidad.

Son las 21.40 en el All England y es casi de noche. Federer sale del Broadcasting Center tras cumplir con la televisión. Baja la escalera, chequea su teléfono móvil, alguien lo saluda al paso y él se detiene con gentileza. Sigue rumbo al vestuario, a buscar sus cosas. Lo sigue un séquito. Se va el gran campeón.

Dixit

"Tiene 15 y creo que puede ganar 19 o 20 títulos de Grand Slam. Sólo tiene 27 años, aún vendrá muchas veces aquí y al US Open"

Pete Sampras

"Al menos va a jugar tres años más. Es muy profesional y siempre da el 100 por ciento, así que lo veremos en muchas más finales"

Björn Borg

"Hay un tenista que es el mejor en cada era, pero es difícil hablar del mejor de la historia. Para mí, depende de cada época"

Rod Laver

Comentá la nota