Locatarios amenazaron con irse y abrir una estación privada

El pretendido aumento, por parte de la Municipalidad de la Ciudad de San Luis, en un doscientos por ciento, en el monto de alquileres de los locales ubicados en la Terminal de Ómnibus capitalina, fue el detonante para que los locatarios amenazaran con irse y abrir una Terminal paralela privada, pero antes quieren hablar con la intendente Alicia Lemme, para tratar de llegar a un acuerdo.

Uno de los mayores problemas que tienen los locatarios, es que no son empleados directos de las empresas de larga distancia, sino que trabajan a comisión sobre la venta de los pasajes, y esto los obliga a hablar con los empresarios del transporte de larga distancia, para contar con el apoyo definitivo y así poder llevar adelante su proyecto.

El aumento del doscientos por ciento, sumado a todos los costos extras, hace que un locatario tenga que pensar en más de dos mil pesos mensuales, para afrontarlos, algo que está fuera de sus posibilidades, según dijeron a la prensa luego de una reunión mantenida durante el fin de semana.

No se descarta que, de llegar a un acuerdo con los propietarios de las empresas transportistas, que esa nueva Terminal de Ómnibus esté ubicada en Juana Koslay.

Comentá la nota