Locales de la terminal: Un 270% de suba en el alquiler

La suba está contemplada en la Ley Tributaria, pero los concesionarios se quejan porque no tienen los servicios básicos.
Los concesionarios de los locales de la terminal de ómnibus de San Juan están molestos por el fuerte aumento que tienen en el alquiler a partir de este mes, ya que alcanza en algunos casos el 270%. La queja más allá de la suba, radica en que no tienen servicio de agua potable y el servicio eléctrico es bastante precario. Desde la Dirección de Tránsito y Transporte dicen que no se modificaba desde el 2004, y la suba está contemplada dentro de la modificación de la Ley Tributaria con fecha diciembre del 2009.

"Realmente nos parece algo excesivo el aumento, pretendemos que aunque sea se dé progresivamente. De un día para otro que te suban así el alquiler es difícil de afrontar y además se nos cobra un monto carísimo y no tenemos ni agua potable, tampoco baño", comentó Laura Nerone, encargada del local Flecha Bus-Chevallier, que de pagar $537 por mes, ahora deberá abonar $1500.

Aumento por ley

En diciembre del año pasado la Cámara de Diputados aprobó la modificación de algunos articulados de la Ley Tributaria provincial 8.099, donde en los artículos que compete a la Dirección de Tránsito y Transporte -20,21 y 22- contemplaba en dos de ellos subir la cantidad de unidades tributarias a 400 por metro cuadrado, donde cada unidad vale 10 centavos.

Los locales comerciales que se ven incluidos en esta medida a partir de este mes son un total de 40, entre los cuales se cuentan agencias de viajes, kioscos y confiterías.

Según José Luis Gambina, de la Dirección de Tránsito y Transporte, "esto no se actualizaba desde el 2004, era todo demasiado precario y con valores hasta irrisorios. De todas maneras nosotros reconocemos que el aumento está bien, pero también debemos cumplir con obras que beneficien a esos locales, con el tema agua potable fundamentalmente y el tema luz, cuestión que vamos a licitar dentro de poco tiempo".

Un empleado de un local de la terminal comentó en voz baja que "tenemos que ir al baño público que tiene la terminal y encima pagarle al hombre que está regenteando el baño, es de no creer. Lo mínimo que pretendemos si nos aumentan de esta manera el alquiler es un bañito para cada local o uno solamente para los negocios y que no tengamos que pagar".

En los últimos días, los concesionarios de casi todos los locales -excepto tres- se reunieron con Gambina para discutir el aumento y pedir mejoras en los servicios básicos.

Los concesionarios comentaron que no existe un contrato de alquiler, sino un convenio de concesión del local que no tiene fecha de caducidad.

Los montos en conceptos de alquiler no habían sido modificados en los últimos 6 años y si bien no lo dicen a viva voz, reconocen que es un valor "relativamente bajo el que pagan".

Hace poco tiempo se concesionó la limpieza de la terminal de ómnibus con el fin de darle un mejor aspecto y se hicieron algunas remodelaciones.

Gambina contó que "todo se enmarca dentro de un plan progresivo de regularizar y mejorar la terminal en un tiempo prudencial".

Comentá la nota