UCR local Mourlas asumió la conducción de la Juventud Radical

A pesar de los problemas surgidos a nivel provincial hace algunas semanas, que incluyó las suspensión de las elecciones en varios distritos, ayer la Juventud Radical de Junín volvió a tener autoridades. Lucas Mourlas, ex presidente de Franja Morada, asumió como conductor del reducto juvenil del partido de Alem.
En el acto celebrado en el Comité Hipólito Irigoyen, se vieron varias caras antagónicas, que en otras circunstancias no parecerían dispuestos a compartir el mismo cuarto. Laura Esper, presidenta del comité, fue la encargada de darle la bienvenida a la nueva juventud del partido. Frente a ella la observaban Damián Itoiz, la senadora provincial Malena Baro (que más tarde también hablo), y la mayoría del gabinete meonista.

Hasta Jorge Libonatti, catalogado por el Secretario General y de Seguridad como un pseudo Ricardo Fort, compartió el acto con sus "enemigos" más íntimos. Nada pareció importar en la asunción del futuro de partido, que aunque parecía muerto, resurgió de las cenizas políticas gracias a la oposición que genera el kirchnerismo.

Esper, como buena anfitriona, dio la bienvenida a todos los radicales que concurrieron al acto, a pesar de las marcadas diferencias que guarda con muchos de ellos. "Estuvo en el animo de todas las autoridades de este comité la intención de lograr una lista de unidad, tratar que nuestros jóvenes pudieran unirse, para fortalecer al partido que estaba pasando un momento difícil", dijo.

Dijo además que se guardan muchas esperanzas en el futuro, "que se hayan comprometido con este proyecto de partido demuestra la calidad de gente que se tiene".

El flamante presidente de la Juventud Radical dijo que se encuentra "muy contento por la participación de los jóvenes", que se acercaron al comité. "Nuestra idea es demostrarle a la sociedad que se puede volver a confiar en las instituciones y en los partidos políticos".

También manifestó que eso es culpa de "muchos funcionarios y de muchos dirigentes políticos". Y agregó "que la sociedad sea actora y no mera espectadora de la vida política de sus ciudades y del país".

Dijo además que "la idea que tenemos es tratar de fortalecer al radicalismo en vistas del 2011, pero tratando de no generar fraccionamientos".

Ahora la juventud del partido empieza a mirar al 2011 más de cerca, ya que asumieron sus roles en la puerta de un año de definiciones.

Comentá la nota