Lobería se consolida como destino de turismo rural

La actividad del turismo rural viene potenciándose durante los últimos años, dándole un especial valor a la geografía de cada lugar con diferentes propuestas ligadas al campo y los productos artesanales.
Pese al comienzo de la temporada estival y más allá de apostar al balneario de "Arenas Verdes" como un lugar óptimo para el descanso, en Lobería existen múltiples actividades dignas de conocer.

También, cabañas de caballos criollos, árabes y diversos tipo de ganado, todo esto conjugado con las sierras del Complejo Tandilia, hacen que los campos del norte de este distrito tengan el plus de belleza que brinda el paisaje.

Las estancias se destacan de acuerdo a diferentes actividades organizadas por sus propietarios, entre ellas trekking, cabalgatas, safaris fotográficos y una interesante gastronomía, con los tradicionales asados, empanadas y postres caseros, que se complementan con diversos relatos históricos de cada lugar.

También hay otros servicios para hacer más placentera la estadía, por ejemplo, una de las estancias más antiguas de la zona. Se ubica a unos 90 kilómetros de Lobería, fue construida en 1882 y conserva las líneas originales con un aljibe ubicado en el centro en forma de U.

Sus paredes asentadas en barro de sesenta centímetros de ancho cubren 1500 metros cuadrados mirando siempre al sol.

En ese lugar existen 16 habitaciones con otros espacios y servicios más que amplios para adultos y niños. Asimismo, cuenta con piscina de natación en un parque de 3 hectáreas que la rodea, con quincho, cochera, carnicería y cancha de paleta. También hay una pileta natural sobre el arroyo la 'Nutria Mansa' que pasa a pocos metros de la mencionada edificación.

Por otra parte, allí funciona el club de Polo San Martín, fundado en 1933, uno de los más antiguos de la provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota