El lobby rural no crece por izquierda

La propuesta de la FA establece cero retención para las primeras 700 toneladas de soja y 25 por ciento de ahí en adelante. El SI adelantó que sólo dará quórum en caso de que oposición y oficialismo acuerden en un proyecto.
El lobby campestre se hizo sentir ayer en una reunión que mantuvo la Federación Agraria con los dirigentes del interbloque Solidaridad e Igualdad - Proyecto Sur, conducidos por Eduardo Macaluse y Claudio Lozano respectivamente. El objetivo de la Mesa de Enlace es convencer a los diez legisladores del interbloque para que se sumen a los 108 diputados que dieron quórum en la última sesión especial. Pablo Orsolini y Ulises Forte, ambos vicepresidentes de FAA, le entregaron a Macaluse un nuevo proyecto que establece, para el caso de la soja, cero retenciones para las primeras 700 toneladas (antes eran 1000). De ahí en adelante, los productores pagarían un 25 por ciento de retenciones. Sin embargo, los federados prometieron estudiar la posibilidad de subir la alícuota al 27 por ciento, algo que ya estaba contemplado en el primer proyecto opositor pero que había sido rechazado por CRA. Desde el SI indicaron a Página/12 que sólo darán quórum en caso de acordar un proyecto entre el oficialismo y la oposición. La próxima sesión especial está convocada para el 15 de abril.

"Creemos que el proyecto de esta pseudooposición reduce exageradamente el nivel de retenciones y aplica una segmentación en forma estándar. En definitiva, terminan ganando más los grandes productores que los pequeños", explicó a Página/12 Claudio Lozano. Según explicó el legislador, los derechos de exportación a la soja podrían estar en el 31 por ciento y la segmentación debería ir de 0 a 300 toneladas (con cero retenciones) y poner un corte final en 1000 toneladas.

Según indicaron a este diario legisladores que participaron de la reunión, Orsolini les habría prometido subir la alícuota para la soja del 25 al 27 por ciento. El federado les aseguró a los legisladores que tal concesión ya "estaría consensuada con la Mesa de Enlace". Sin embargo, los dirigentes de CRA fueron los que más se opusieron al proyecto original de la oposición, que planteaba una alícuota para la soja del 27 por ciento. "Son unos reaccionarios", había calificado un dirigente de la Federación Agraria a sus colegas de CRA.

Más allá de los últimos acercamientos, los diez legisladores del interbloque SI - Proyecto Sur le dicen que no, por el momento, a la iniciativa de la Mesa de Enlace. Su objetivo de máxima es lograr un acuerdo con todas las partes, es decir, oficialismo-oposición. Algo que parece muy difícil de conseguir en un año electoral y luego de un año de iniciado el conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario. "Son momentos muy difíciles, donde se mezclan nuestros intereses con las elecciones. Es imposible no estar a la cola de los reclamos", argumentó a este diario Ulises Forte.

Por su parte, el oficialismo en Diputados continúa trabajando por lo bajo en algunos proyectos sobre retenciones. El diputado Alberto Cantero (FPV), vapuleado por Minga De Angeli, terminó de ordenar aproximadamente cuarenta proyectos sobre derechos de exportación para ser distribuidos entre las comisiones de Agricultura, Presupuesto y Comercio. El legislador quiere que el oficialismo discuta una iniciativa similar a la Resolución 125, pero con más modificaciones. De todas maneras, todavía no tuvo el visto bueno de la Casa Rosada para avanzar. La semana que viene Cantero se reunirá con la ministra de Producción, Débora Giorgi, al igual que el bloque del SI pero en días diferentes.

Comentá la nota