El lobby inmobiliario provocó la reacción de los legisladores

El lobby inmobiliario provocó la reacción de los legisladores

Qué dijeron los legisladores de las fuerzas políticas de la Legislatura sobre el proyecto de alquileres y las presiones que recibieron de los representantes de las inmobiliarias que estaban en el recinto.

La aprobación de la modificación de la ley de alquileres que aprobó este jueves la Legislaturaprovocó la reacción de las inmobiliarias porteñas. Llamativamente, la sesión tuvo una cobertura mediática fuera de lo habitual, canales de noticias y radios se acercaron al recinto en donde se encontraban los representantes de las inmobiliarias que no se cansaron de dar notas para manifestar su oposición al proyecto.

A eso se sumó, la presencia de trabajadores de las inmobiliarias en las tribunas del recinto, que ejercieron presión durante el debate de la ley, aplaudiendo o fustigando a los legisladores que hacían uso de la palabra y se manifestaban a favor del proyecto.

Una vez finalizada la sesión, legisladores de todas las fuerzas opinaron sobre lo aprobado y fundamentaron el acompañamiento de la mayoría de los bloques a la iniciativa.

El jefe del interbloque de Vamos Juntos, Francisco Quintana, dijo que “había una necesidad de reglas más claras que permitieran un salto cualitativo en la forma de alquilar”.

“Casi 400 mil familias se verán beneficiadas. La amplia mayoría parlamentaria con la que fue aprobado el proyecto da cuenta de la necesidad que había de reglas más claras que permitieran un salto cualitativo en la forma de alquilar”, aseguró Quintana.

“Hoy existe a nivel nacional una política clara de vivienda, que busca mejorar las condiciones tanto para inquilinos como para propietarios”, destacó Quintana. “Durante el primer semestre, hubo un crecimiento del 43% en las escrituras de compraventa y del 142% en las operaciones con hipoteca. Con esta modificación, facilitamos también el acceso a la vivienda mediante alquiler”, agregó.

“El gobierno nacional y el de la Ciudad se caracterizan por hacer del diálogo su herramienta principal de trabajo. Por eso, el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) tiene previsto convocar una Mesa de Alquileres para seguir conversando con el sector otros temas vinculados como, por ejemplo, las garantías”, finalizó el diputado porteño.

Por su parte, el legislador del Pro, Daniel Del Sol, manifestó: “Es un primer paso muy importante que beneficiará a miles de porteños, ya que significará una reducción de la inversión que se hace al acceder a un alquiler”.

“La segunda etapa estará vinculada con las garantías. Queremos una Ciudad con mejor acceso a la vivienda. Esta ley está en el marco de una política de vivienda que asumimos, como los créditos hipotecarios que están creciendo”, expresó Del Sol.

El legislador de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, que también votó a favor, señaló: “El proyecto aprobado es una prioridad en la agenda de varios bloques de esta  legislatura porque busca fortalecer la política de acceso a la vivienda que se está llevando a cabo tanto desde el Gobierno de la Ciudad como desde el Gobierno Nacional, y busca resolver la situación habitacional de muchos porteños, por eso es necesario avanzar con mejoras en las condiciones de acceso y permanencia al mercado de locaciones con destino habitacional, como primer paso y con la mejor ley posible decidida entre varios bloques”.

Y aclaró: “Lo que hoy votamos no atenta de ninguna forma contra la legislación de fondo, que no se hagan interpretaciones erróneas que puedan poner palos en la rueda a la inmediata aplicación de esta ley, máxime teniendo en cuenta que llevamos más de 10 años en la cual la correcta aplicación de la misma ha sido evadida deliberadamente por corredores e inmobiliarias”.

El acompañamiento de la oposición

La jefa del Bloque Peronista (BP), María Rosa Muiños, fundamentó el acompañamiento a la Ley “porque es una iniciativa de control, que viene a subsanar una falla sobre regulación de la Ley 2340 – Colegio Único de Corredores Inmobiliarios – , la cual ha sido sistemáticamente incumplida durante diez años”, aunque aclaró que “es pretencioso hablar de ‘Ley de Alquileres’ porque no es una Ley exhaustiva ni una política habitacional integral”.

“Al expresar que es exclusivamente el propietario el que va a tener que pagar el mes de comisión, esta Ley pone en evidencia que la parte débil en esta relación triangular – con el propietario y la inmobiliaria – es el inquilino. Por eso, insistiremos con nuestro proyecto de incluir la figura de ‘Infracciones en el Ámbito Inmobiliario’ en el Código de Faltas de la Ciudad, con el objetivo de multar a las inmobiliarias que se abusen en el cobro de comisiones, al momento de habitar la propiedad o renovar el contrato”, informó la legisladora.

El bloque Evolución, que responde a Martín Lousteau, también voto a favor. El legislador radical Hernán Rossi fundamentó el acompañamiento del proyecto al sostener: “Cada vez hay más ciudadanos que alquilan y menos que pueden comprar su propia vivienda. El porcentaje de inquilinos subió 6% y el de propietarios decreció casi un 5% desde el 2010. Hoy un 35,7% de los porteños tiene que alquilar en la ciudad de Buenos Aires”

Su compañero de interbloque, el legislador de Mejor Ciudad, Marcelo Depierro, manifestó: “Es un primer paso pero todavía falta mucho por hacer. El Poder Ejecutivo porteño es bueno regulando la actividad entre privados pero lo que no se ve es un esfuerzo del Ejecutivo para abaratar los costos de los alquileres”.

El bloque del Frente para la Victoria (FvP) también opinó sobre lo que se votó. En su intervención, el legislador Javier Andrade señaló que “entendemos que es un avance pero hay cuestiones de fondo que tratar. Hemos presentado varios proyectos que atañen a la cuestión de los inquilinos y planteamos la emergencia habitacional”.

Asimismo, sostuvo la necesidad de crear “un ente que evite el traslado de los precios de la comisión al alquiler”. “¿Quién y de qué manera se controla?”, se preguntó.

Por su parte, la diputada Paula Penacca, afirmó que “hoy dimos un paso importante en la defensa de los derechos de los inquilinos. Fue producto del reclamo y el trabajo organizado de ciudadanos y ciudadanas que se cansaron de los abusos del sistema inmobiliario”.

“Lamentamos que el jefe de Gobierno haya recortado la ley que proponíamos y cercenado así la posibilidad de garantizar el real acceso al alquiler en condiciones justas. Sobre todo en este contexto de retracción económica donde los tarifazos, el aumento de ABL y la pérdida de poder adquisitivo del salario hace cada vez más difícil alquilar”, agregó.

Por su parte, la legisladora Andrea Conde, dijo: “La propia Dirección General de Estadísticas y Censos del Gobierno porteño reconoce que los alquileres subieron más del 35% sólo en el último año. En un contexto de ajuste, tarifazo y pérdida de poder adquisitivo como el que estamos viviendo, el problema para alquilar en la Ciudad se agrava cada vez más. Por eso votamos a favor de esta iniciativa, pero no podemos dejar de decir que es una solución muy parcial a una problemática que excede por mucho lo contenido en este proyecto”

El legislador de la Corriente Nacional de la Militancia (CNM), Gabriel Fuks, señaló: “La lucha por parte de los inquilinos organizados hizo posible visibilizar este acuerdo desigual entre partes, y que hoy estemos discutiendo este proyecto de Ley. Finalmente el Gobierno de la Ciudad, a través de esta normativa, pone en cumplimiento el artículo 57 de la Ley 2340, que trata el tema de la comisión inmobiliaria. Estamos discutiendo 10 años de ausencia por parte del Estado”.

La legisladora del FIT, Laura Marrone, a la hora de votar y explicó los motivos: “Si bien entendemos que el hecho, de que el inquilino deje de pagar la comisión, puede significar un pequeño avance, consideramos que no ataca el problema de fondo del acceso a la vivienda. En la Ciudad las torres de lujo crecen como hongos, encareciendo aún más los terrenos y sin resolver los problemas de vivienda para los sectores populares”.

Por último, el legislador del Partido Socialista Auténtico, Adrián Camps, manifestó: “Si bien la ley aprobada no contempla la totalidad de las reivindicaciones de los inquilinos, significa un importante alivio para aquellos que deben dar inicio a un contrato de locación de una vivienda y que, hasta ahora, debían pagar el equivalente a 4 o 5 meses de alquiler al momento de firmar la documentación” sostuvo el diputado socialista.

Coment� la nota