Por las lluvias, volvieron a florecer los baches y los reclamos vecinales

La situación es crítica en los barrios, más que en el centro. No hay mantenimiento los fines de semana.
Como pasa todos los años para esta época en que las lluvias vuelven a ser periódicas y copiosas, en las calles de la ciudad de Córdoba reaparecieron los baches y las roturas del pavimento. En paralelo, regresaron los airados reclamos de los furiosos automovilistas por los cimbronazos que sufren los vehículos.

En algunos sectores de la Capital hay cuadras enteras regadas de baches, pequeños o grandes. Los conductores deben apelar a maniobras de riesgo para evitar que sus vehículos padezcan las consecuencias y terminen en los talleres mecánicos. Algunos ironizan que se sienten "pilotos de rally" al circular en algunas calles, debido a los volantazos bruscos que deben efectuar para esquivar los pozos.

A la Redacción de La Voz del Interior ingresó en los últimos días gran cantidad de quejas vecinales por el mal estado de la carpeta asfáltica, en especial en calles de los barrios.

En rigor de verdad, la zona céntrica de la ciudad se encuentra en mejor estado que los barrios. El subsecretario de Infraestructura del municipio, Guillermo Assandri, lo admite.

Por falta de fondos, no se está efectuando mantenimiento de calles los sábados y domingos, ni durante la noche. Tampoco se hace fresado y tomado de juntas.

El delegado del Suoem en Obras Viales, Daniel Fernández, planteó que las cuadrillas municipales "no dan abasto", pero no se pagan horas extras para afrontar la coyuntura. Dijo que la planificación de trabajos se lleva a cabo en base a los reclamos vecinales que suministran los CPC.

Además del municipio, la empresa Forobra hace bacheo asfáltico y la firma Nicolás Toledo se ocupa del bacheo de hormigón.

Sectores con problemas. Entre muchos otros lugares, hay roturas en las siguientes calles: Avellaneda, entre Isabel La Católica y Baigorrí, y Lavalleja, entre Sarachaga y Baigorrí (Alta Córdoba); tramos de Agustín Garzón, San Jerónimo y Estados Unidos (San Vicente); Bulnes y Polonia (Pueyrredón); tramos de Góngora, donde es mano única; el puente de Villa Warcalde; parte de La Cordillera, entre Rodríguez del Busto y Spilimbergo; y sectores de avenida Sabattini.

En Viracocha y Recta Martinoli hay un bache gigante. En Viracocha (a la altura de Quintas de Argüello) hay más pozos.

También hay quejas por el estado de avenida Padre Claret, a la altura de las vías y en las dos cuadras próximas, y en distintos tramos de bulevar Los Alemanes. Los vecinos se sulfuran porque es imposible circular en De los Latinos y De los Calabreses (barrio Los Boulevares), donde no sólo hay baches sino grandes correntadas de agua por las deficiencias en los desagües.

Además, en Rodríguez Peña al 500 casi Costanera, hace años que media calzada está poceada e inundada. La gente tapó las roturas con escombros y piedras.

Desde barrio Poeta Lugones siguen llegando muchas quejas. Los vecinos mencionan que hay calles rotas como Pedro Cavia, Baravino y Duayén, entre otras.

Una situación increíble se dio en Pueyrredón y Vieytes: por la combinación entre el calor asfixiante de la semana pasada y las filtraciones de agua, la calzada de esa esquina se levantó, al punto de que parece una rampa. El lugar fue cerrado al tránsito y la Policía lo demarcó con bolsas de basura para evitar riesgos. Los comerciantes se quejan porque mermaron los clientes.

Comentá la nota