Las lluvias traen alivio a los castigados productores ganaderos de Corrientes

Desde hace diez días se registran importantes lluvias en toda la provincia, que son recibidas como una bendición por los productores pecuarios. No obstante al beneplácito, admiten que la recuperación no será inmediata y que aún mantienen pérdidas por la sequía.

El sector ganadero correntino recibió con los brazos abiertos las lluvias que se registran en toda la provincia desde hace una semana. Si bien son conscientes de que los más de 200 milímetros de promedio que se precipitaron en el interior no harán crecer el pasto inmediatamente, servirán para dar agua a un rodeo castigado fuertemente por la sequía reinante desde hace casi un año. Sin embargo, se acrecienta la baja en el stock ganadero provincial por la baja preñes que presentan los bovinos debido a la falta de agua a principios de año.

Desde hace unos diez días, el interior provincial está siendo regado por importantes lluvias, que más allá de los temporales de viento y los daños que ocasionan sobre la población urbana, benefician al sector pecuario. En este caso, los castigados campos ganaderos han recibido con holgura las precipitaciones, que en promedio alcanzan más de 200 milímetros, con picos de 300 en las zonas de Goya, Mercedes y Saladas, entre otras.

Si bien los productores ganaderos son conscientes de que la solución no será inmediata, ya que el pasto va a tardar en volver a crecer, el alivio para el ganado se da, principalmente, en la disponibilidad de agua para su consumo, y la complementación de las aguadas, que sirven de reserva para el abastecimiento de agua para los animales. Según estiman, los beneficios de las lluvias en el pasto se verán en unas tres o cuatro semanas, lo que posibilitará mejorar la condición corporal de la hacienda.

Comentá la nota