Las lluvias llegaron al departamento 25 de Mayo y acrecientan las ilusiones del sector ganadero

Las graves consecuencias de la sequía que maltrató al sector agrícola y ganadero de la provincia todavía se hacen sentir. Porque, aunque las precipitaciones llegaron a buena parte del domo central, la irregularidad de las lluvias limita las ilusiones de los productores ganaderos que habitan en las zonas rurales del departamento 25 de Mayo, con cabecera en la localidad de Machagai.
Como lo habían adelantado profesionales técnicos del área, la modificación en el estado de las pasturas iba a provocar serios inconvenientes en la digestión de los animales, provocando en algunos casos nuevos fallecimientos.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural de Machagai, Oscar Muchutti, indicó a NORTE que las lluvias han sido desparejas. Sostuvo que al norte y sur del casco urbano se han registrado los mayores milimetrajes, aunque manifestó que debido a las graves consecuencias de la sequía la demanda de humedad sigue siendo notoria.

Comentó que en la zona de Colonia Aborigen y Tres Palmas, al norte de Machagai, las lluvias alcanzaron los 50 milímetros y aseguró que los pronósticos para la región son alentadores. En este sentido, Muchutti relató que "con la llegada de las precipitaciones el ánimo de los productores varía y el espíritu de la gente es distinto".

Un verdadero drama

Las localidades del interior provincial han sido testigos de una extensa y dolorosa sequía que todavía no llega a su epílogo. Pero en plena recuperación hay campos que con las últimas lluvias se han tapado completamente y esto provoca que algunos productores vendan sus animales a costos irrisorios.

Muchutti manifestó que un productor ganadero de la Sociedad Rural de Machagai pretende vender la totalidad de sus animales --mejor dicho, lo que le queda-- debido a que las últimas precipitaciones han hecho desaparecer la escasa pastura que persistía en el lote ubicado en la zona rural de colonia El Aguará, donde las últimas lluvias registradas fueron abundantes.

Por otra parte, el presidente de la Sociedad Rural de Machagai opinó que las tareas de vacunación antiaftosa deberán realizarse por etapas, considerando el mal estado corporal que presentan los animales y la falta de resistencia de los vacunos a las dosis aplicadas.

Explicó que "los técnicos deberán esperar hasta que los animales recuperen su forma, considerando que fueron muy maltratados por la falta de agua y pasturas en buen estado".

Indigestión de los animales

Las recientes lluvias hacen variar el estado de las pasturas y los animales comienzan a padecer las primeras consecuencias de indigestión. Oscar Muchutti informó que "ya hay productores que informaron la muerte de algunos animales como consecuencia del cambio en el estado de las pasturas" y explicó que el verdeo de las hierbas provoca un cambio en el metabolismo de los animales y la flora bacteriana es alterada y provoca riesgos de muerte en los vacunos.

Aconsejó que los productores mantengan las condiciones de alimentación y no sometan a sus animales a modificaciones repentinas en el estado de las materias que se proveen, con el objeto de lograr una adaptación del aparato digestivo.

Comentá la nota