Las lluvias alientan las expectativas algodoneras

-Las lluvias volvieron a marcar la jornada en el departamento Comandante Fernández. Durante la madrugada y hasta media mañana de ayer, la estación del aeropuerto local informó a NORTE que se registraron unos 14 milímetros, mientras que en el casco urbano las precipitaciones fueron aun más intensas.

Según el área de comunicaciones de la Policía del Chaco, en Sáenz Peña se registraron, hasta las 7 de la mañana, 13 milímetros; aunque cerca de las 10 comenzaron a registrarse las lluvias más copiosas.

Fuerte Esperanza dio la nota, con 70 milímetros; mientras que las localidades de Castelli, El Espinillo y Tres Isletas registraron precipitaciones por debajo de los 5 milímetros.

A partir de la continuidad de las lluvias en el departamento, lentamente se van recuperando los perfiles de humedad en la tierra, lo que permitirá --según anticipan los profesionales del sector-- contar con resultados óptimos a fines de la campaña 2009/10, con los cultivos de soja, algodón, sorgo y maíz.

Cerca del mediodía, se registraron lloviznas aisladas y desde el pronóstico local informaron que las posibilidades de lluvias y tormentas continuarían hasta llegado el fin de semana.

La situación en el norte

Con las lluvias registradas en el sector norte del departamento Comandante Fernández, el panorama en localidades como Castelli, Tres Isletas y pueblos que conforman El Impenetrable Chaqueño comenzó a mejorar. Y más aun si se consideran las complicaciones surgidas por la falta de lluvias, aun en el inicio del período húmedo que comenzó hace poco más de dos meses.

Hacia el cardinal sur, en la localidad de La Clotilde, el productor Antonio Kosciak informó a NORTE que las lluvias en la zona fueron escasas y sólo se registraron en forma leve por algunos minutos.

Manifestó que este tipo de precipitaciones colabora con la humedad de la tierra y beneficiará a quienes han implantado algodón, como también a los pequeños chacareros que subsisten gracias al sembrado de hortalizas, que se verán ampliamente beneficiadas.

Cabe destacar que el sector sur todavía permanece al margen de lluvias importantes, aunque los pronósticos anticipan que el período llegará a todo el domo central.

Desagües, bien

Sáenz Peña recibió en los últimos dos meses más de la mitad del índice de precipitaciones registrado en lo que va de este año. Por ser discontinuas y con poca intensidad, los desagües principales funcionaron casi a la perfección.

Barrios y sectores característicos que eran afectados por el estancamiento de agua, entre los que se destaca el sector este del casco urbano, no registraron hasta el momento mayores complicaciones.

Pero el interrogante sigue abierto. Porque las lluvias intensas --según lo que anticipan los pronósticos-- van a llegar. Y habrá que ver cómo se desempeñan las cañerías recientemente instaladas o los canales que rodean la ciudad.

Desde la comuna local solicitaron a la comunidad que reflexione sobre la importancia de colaborar con el estado de las obras y mantenga limpios los desagües, para evitar así el estancamiento de agua de lluvias.

Comentá la nota