"Las lluvias no alcanzan para llenar los reservorios y evitar traslados de agua"

Trazando un paralelo entre lo que ocurre con el clima en el área metropolitana de la provincia y el departamento San Lorenzo, el intendente de Villa Berthet, Atlanto Honcheruk mostró preocupación por el costo financiero que significa el acarreo de agua, admitiendo que "nuestro municipio está al limite".
Con esperanzas de que "los milimetrajes que se registraron en Resistencia y sus alrededores se trasladen hacia nuestra zona, para que se alivien los requerimientos tanto de agua potable en las ciudades como de parte de los productores y se puedan iniciar las siembras", Honcheruk dijo que "estamos preocupados porque a dos puntas se agudizarán los gastos extraordinarios que no figuran en ningún presupuesto"

El jefe comunal berthense profundizó que "en la coyuntura, mientras nosotros debemos seguir acarreando agua y suministrando ayudas especiales para atender el ganado, el gobierno provincial debe solucionar los problemas de los inundados o de un temporal como el de Colonia Elisa y todos son costos que impactan en las finanzas que en el caso de nuestra municipalidad están al limite de toda posibilidad".

En el mismo sentido Honcheruk advirtió que "es cierto que algo ha cambiado el panorama porque al menos las pasturas están reverdeciendo, pero las lluvias en nuestra zona aún no alcanzan para llenar los reservorios y evitar traslados de agua que se hace con mucho esfuerzo, dado que en el caso de utilizar el equipamiento municipal o contratando a terceros debemos hacer gastos por adelantado, hasta que llegan los fondos de la APA que aunque útiles son insuficientes para la gruesa sangría que nos provoca la larga sequía".

Consultado acerca de cuales son lo límites a los que refiere, ejemplificó con que "si en una semana se nos atrasa la cuota correspondiente de la coparticipación, corremos el riesgo de cortar la cadena de pagos, donde se incluye al personal temporario y los proveedores que tienen poca paciencia dado sus propios compromisos, o si por ejemplo la Administración del Agua no nos hace las transferencias de los fondos conveniados, podríamos desabastecernos de combustible para las actividades cotidianas del servicio público".

Comentá la nota