La lluvia sofocó el incendio en El Mollar

La bendición llegó del cielo apagando un incendio de importantes proporciones que se desató desde la madrugada de ayer y en consumió pastizales en un extenso terreno de la zona tafinista.
Cuando el viento Zonda hacía presagiar que la lucha sería intensa, llegó la lluvia y sofocó el incendio de pastizales que se había iniciado cerca de las 3 de la madrugada de ayer y que amenazaba con extenderse más allá de las laderas del cerro.

Desde horas temprana, personal de bomberos de distintas jurisdicciones se dieron cita en el lugar para combatir el fuego que avanzaba raudamente por las laderas del cerro Ñuñorco Chico, avivado por el fuerte viento Zonda y la sequedad de los pastos.

Promediando la tarde de ayer, y cuando las autoridades comunales, de Defensa Civil, Bomberos y Policías, analizaban las estrategias para combatir el fuego, que tranquilamente se extendió por una superficie tan extensa como la que tiene la Capital tucumana, la lluvia llegó para ahogarlo, llevando tranquilidad a los funcionarios y a los pobladores de la zona.

Comentá la nota