La lluvia provocó daños en viviendas y creó lagunas artificiales

La lluvia que se registró en nuestra ciudad ayer a la madrugada causo muchísimas complicaciones en distintos puntos de la ciudad.
Fueron 108 milímetros en muy pocas horas, provocando que las canaletas de las viviendas no dieran a vasto, y generando que muchas casas tuvieran grandes filtraciones.

Los desagües pluviales tampoco pudieron desagotar rápido las calles. En este caso se debió a la gran lluvia pero también al abandono que sufren las mismas, suelen verse en la ciudad totalmente tapadas con basura o yuyos las bocas de tormenta. El agua se acumulaba en la calle y el pasar de los autos generaba olas, haciendo que el agua ingrese a las viviendas. Por este motivo muchos vecinos optaron por cortar el tránsito en distintos lugares.

Los bomberos voluntarios recibieron múltiples llamados, desde distintos puntos de la ciudad, por parte de vecinos que no sabían que hacer ante el avance del agua. Las zonas más afectadas y hasta con vecinos que se autoevacuaron se dieron en los barrios Alcira de la Peña, en inmediaciones de la cancha de River y en la Ilusión. Pero sin duda la postal más elocuente de esta situación se dio en el Acceso Juan XXIII donde se formó una gran pileta artificial.

El acceso, a la altura del canal que nace en la Planta de Productos de Maíz, quedó completamente cubierto de agua. Eran varias cuadras donde los chicos se refrescaron, con el peligro que ello implica durante varias horas. Las imágenes que grafican la nota fueron tomadas a las 17 hs. mucho tiempo después de la lluvia, pero sin embargo el agua no escurría. Ya desde la ejecución de esta obra se habló de las dificultadas para el desagote, y no es la primera vez que ocurre una situación como la vivida ayer. El inconveniente necesita una rápida solución por parte del estado, ya que las condiciones climáticas indican que cada vez en forma más asidua tendremos lluvias de este tipo.

Comentá la nota