La lluvia llevó algo de alivio a Entre Ríos

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, afirmó que la lluvia registrada en esa provincia mejoró "un poco" la grave situación de sequía por la que atraviesa, aunque advirtió que hay pérdidas en las cosechas de maíz, girasol y soja.
"Estamos un poco mejor porque ha llovido", dijo el gobernador en declaraciones radiales, y describió que la lluvia "ha sido dispar, se necesita lluvia sostenida y no menos de cien milímetros, los chaparrones ayudan muy poco", indicó.

Lamentó que por la sequía "hemos perdido más del 90% de lo que es maíz, y en muchos lugares soja y girasol", y agregó que la falta de agua también afectó a "la actividad lechera y ganadera".

Urribarri opinó que "la declaración de emergencia agropecuaria, revela la comprensión por parte del Gobierno" acerca de las pérdidas que acarrea la sequía.

"Esto descarta cuestiones políticas, creo que estamos trabajando todos juntos", destacó.

"Nos sentimos escuchados por la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, como siempre", expresó Urribarri.

"Los productores me dicen que la capacidad productiva está intacta y que el campo pudo licuar sus pasivos, pudo equiparse con maquinarias", afirmó.

Comentá la nota