La lluvia alienta la siembra de soja en el sudoeste

CHARATA (Agencia) —“El productor tiene que sembrar porque no hay otra alternativa”, remarcó el ingeniero Miguel Ángel Sartor, en referencia al nuevo escenario que se presenta para la implantación de soja en esta parte de la provincia, tras las buenas lluvias del lunes que alcanzaron 45 milímetros durante toda la jornada.

Entre hoy y mañana, si el piso lo permite, las máquinas comenzarán a ingresar a los campos para sembrar el cultivo.

Así y todo, dejó claro que el límite en la fecha óptima de siembra traerá, al final de la campaña, rindes menores a la media histórica. “En esta zona, venimos de una campaña regular a mala de soja el año pasado, y lo del girasol es para el quebranto, con una campaña que fue un fracaso. Por eso, la única esperanza es que, a partir de ahora comiencen las lluvias que permitan tener una soja medianamente rentable”, trazó Sartor, socio gerente en Pampa del Cielo Srl.

Explicó que los principales inconvenientes para los cultivos sembrados a mediados de este mes, se producirán con el menor crecimiento vegetativo de las plantas, dado el acortamiento de los días, lo que significará menor potencial de rendimiento a cosecha.

Si bien todavía no se conocieron números sobre el área de siembra que completaría la campaña sojera, el ingeniero Sartor consideró que la cifra mucho dependerá de la situación financiera de cada productor. “Aquel que tenga suficiente espalda como para sembrar, se arriesgará porque no tiene otra alternativa. Y aquel productor que financieramente no tenga capacidad, es probable que haya decidido no sembrar”, indicó el experto.

Finalmente estimó que, si no ocurren imprevistos climáticos, la soja sembrada a mediados de enero podría ser recolectada en la segunda semana de mayo.

Comentá la nota