"Si no llueve, ya tenemos pérdidas seguras de entre el 20 y el 30 % de los potenciales rendimientos en los cultivos"

Lo informó Rodolfo Premoli, productor y vicepresidente de la Sociedad Rural de Azul, quien se refirió a los efectos de la sequía en la producción agropecuaria de este distrito, advirtiendo que actualmente el sector "más complicado" es el ganadero.
"Hace 25 años que vivo en Azul y realmente no tengo memoria de haber visto los campos ganaderos tan pelados y amarillos. Están sumamente vacíos de pasto y los productores están encerrando los animales para tratar de alimentarlos", expresó.

Rodolfo Premoli aseguró que será "un año complicado para los agricultores y para los ganaderos, no sólo por la seca, sino además por los malos precios, los mercados intervenidos y la falta generalizada de políticas de estado a largo plazo para nuestro sector".

Las pérdidas por la sequía principalmente se darán en el maíz, que actualmente se encuentra en un período crítico que es el de floración.

Las plantaciones de soja de primera todavía están floreciendo y si las condiciones climáticas se modifican hay posibilidades de que las pérdidas no sean tan importantes.

Hay una sequía generalizada y poco común en todo país, cuyos efectos se focalizan principalmente en el centro, donde los niveles de lluvia en 2008 fueron los más bajos de los últimos 47 años.

El Partido de Azul, caracterizado por su producción agrícola ganadera, está sintiendo los efectos de la situación climática en los cultivos y el ganado en pie, estimándose que las pérdidas serán cuantiosas, incluso si llueve en los próximos días.

Ya hay daños irreversibles, especialmente en las plantaciones de maíz y girasol y -según lo aseguró a este diario el vicepresidente de la Sociedad Rural de Azul, Rodolfo Premoli- "el sector más complicado hoy es el ganadero, especialmente los rodeos de cría en el centro y el norte del Partido de Azul".

En Azul en 2008 hubo una media de precipitaciones de 540 a 600 milímetros, cuando la media normal de esta zona ronda los 900 milímetros.

"El año pasado tuvimos prácticamente un 50 por ciento menos de precipitaciones en la zona de esta ciudad", indicó el productor.

De acuerdo a lo que indicó el también dirigente rural, aún no tienen conocimiento de vacas muertas, pero "los productores están alimentando rodeos de cría con maíz, lo cual es un desperdicio porque es gastar para mantener un capital y no para producir".

El Vicepresidente de la Sociedad Rural de Azul estimó que de seguir esta situación los porcentajes de preñez van a ser bajos.

En la parte norte de este distrito se encuentra primordialmente afectada la ganadería, mientras que en el sur además está afectada la producción agrícola.

El productor informó que hay zonas muy afectadas que tendrán una pérdida del 50 por ciento de la producción estimada y consideró que "si no llueve en estos días ya tenemos pérdidas seguras de entre el 20 y el 30 por ciento en lo que son los rendimientos potenciales de maíz de esta zona, que rondan los 11.500 kilos por hectárea".

Las pérdidas en maíz y girasol son irreversibles

Las pérdidas principalmente se darán en el maíz, que actualmente se encuentra en un período crítico que es el de floración.

Las plantaciones de soja de primera todavía están floreciendo y si las condiciones climáticas se modifican hay posibilidades de que las pérdidas no sean tan importantes.

La soja de segunda que se implantó sobre cebada ha recibido algo de agua y nació, razón por la cual hay aún posibilidades de que se componga, pese a que tiene déficit de este recurso natural.

En el caso de la soja de segunda que se siembra sobre trigo, hay sectores donde no ha nacido y "hay productores que directamente han desistido de sembrarla porque no avizoran un panorama hídrico favorable para su desarrollo".

De acuerdo a los datos recogidos en cuanto a la producción de esta oleaginosa, el productor sostuvo que "la soja de primera está con poco desarrollo y seguramente habrá perdidas, aunque no sabemos la magnitud porque este cultivo tiene mayor capacidad de recuperación si llueve".

Respecto a la producción de girasol en el Partido de Azul, hay potreros que se helaron y el resto que quedó en pie está sufriendo los efectos de la sequía. "Las pérdidas por los efectos de la sequía en el girasol son irreversibles", advirtió.

"No tengo memoria de haber visto los campos tan pelados"

El dirigente rural recordó que además de la sequía actual "el Partido de Azul viene castigado desde hace dos o tres años con sequías previas y heladas. El año pasado en noviembre sufrimos una helada con pérdidas importantes".

Por otro lado, informó que "la cosecha de trigo que se realiza en estos días fue en general regular a magra, con rendimientos promedios de 2.800 a 3.000 kilos y cuando la media de este Partido ronda los 4.000. A esto hay que sumarle los problemas de calidad tanto en trigo como en la cosecha de cebada, salvo casos muy puntuales".

Frente a esta situación, el Vicepresidente de la Sociedad Rural local anticipó que la semana próxima convocarán a la Comisión Agropecuaria de Desastre y Emergencia para ir evaluando las inquietudes de los productores azuleños. Y si las condiciones climáticas se mantienen "vamos a pedir emergencia o desastre de acuerdo a la magnitud que vaya adquiriendo la sequía".

"Las expectativas no son para nada favorables", expresó mientras contó que "hace 25 años que vivo en Azul y realmente no tengo memoria de haber visto los campos ganaderos tan pelados y amarillos. Están sumamente vacíos de pasto y los productores están encerrando los animales para tratar de alimentarlos".

"La renta extraordinaria del campo no es real"

Premoli manifestó que frente a la situación climática reinante y sus efectos sobre la producción agropecuaria "la estrategia del productor es mantener el capital, sacrificando los porcentajes de preñez".

Si se revirtiera la situación de las lluvias en los próximas días, el dirigente rural estimó que "la soja tiene posibilidad de acotar las pérdidas de rendimiento, dado que todavía tiene la posibilidad de generar nuevas flores que son granos potenciales. Las plantaciones de maíz en algunas zonas ya tienen pérdidas irreversibles y en otras se puede llegar a recuperar en alguna medida".

Los daños económicos se comenzarán a visualizar cuando las cosechas "tengan resultados magros", produciendo "en localidades como la nuestra una situación de quebranto y disminución sustancial de las ganancias entre los productores, con todo lo que eso trae aparejado".

"Hay que esperar que llueva para que las pérdidas no sean tan importantes. Por eso cuando se habla de una renta extraordinaria del campo no es real, porque puede que nos vaya bien en algún momento, pero eso sirve para tratar de afrontar en parte situaciones como estas, dado que nuestra producción es a cielo abierto y por ende de alto riesgo", manifestó Rodolfo Premoli.

Finalmente, aseguró que será "un año complicado para los agricultores y para los ganaderos. No sólo por la seca, sino además por los malos precios, los mercados intervenidos y la falta generalizada de políticas de Estado a largo plazo para nuestro sector".

Los registros de lluvias más bajos de los últimos 47 años ---

Los niveles de lluvia en el país durante el año que pasó, sobre todo en la región central, fueron los más bajos de los últimos 47 años, reveló un informe reciente del Servicio Meteorológico Nacional.

El organismo dependiente del Ministerio de Defensa destacó que las lluvias totalizadas durante 2008 "mostraron un patrón deficitario" y se precisó que en la región central representó "del 40 al 60 por ciento del valor normal de agua caída".

Desde el Departamento de Climatología del SMN, explicaron en este informe que esta situación se debe en parte al efecto del fenómeno de La Niña, que tuvo lugar en el verano de 2008 y que ocasiona pocas precipitaciones.

Algunos datos del Partido de Azul ---

Zona por zona. Rodolfo Premoli, vicepresidente de la SRA, mostró en un mapa cuál es la situación en el Partido de Azul como consecuencia de la sequía.

En el cuartel IX del Partido de Azul los productores rurales calculan que hay pérdidas en el maíz del 50 por ciento y del girasol del 40 por ciento, y que en algunos lotes ya son irreversibles.

Hay pérdidas de maíz que rondan el 40 por ciento en el Cuartel V.

En el VI, ubicado para el lado de Chillar, hay lotes de soja de segunda sobre trigo que no nacieron y el desarrollo de la soja de primera es muy escaso. En esta zona también algunos productores están perdiendo el maíz.

La sequía en el Cuartel XIII produjo pérdidas en el maíz de un 20 a un 40 por ciento y el rendimiento de la soja estará sumamente comprometido si no llueve.

En cuanto a los rodeos de cría, están afectados en todo el Partido de Azul, pero especialmente en la zona norte, previéndose una disminución de los porcentajes de preñez para la próxima parición y una disminución de los porcentajes de destete para el presente ciclo.

Comentá la nota