Se llevaron las piedras de un canal para decorar la casa de un político

Ocurrió en la localidad de Villa Castelli. Las rocas fueron descubiertas en la casa de un diputado justicialista del Frente del Pueblo que, aunque parezca increíble, no fue denunciado ante la Justicia. Los pobladores temen represalias.
Un escándalo digno del libro Guinness de la corrupción estalló en la ciudad riojana de Villa Castelli. Hace poco más de un año, los vecinos descubrieron que desconocidos habían robado las piedras de uno de los canales más importantes de la zona. Pero la sorpresa inicial se transformó en una inocultable indignación cuando hace escasos días advirtieron que las históricas piedras formaban parte de la decoración del frente de la vivienda de un conocido político local.

El hecho ocurrió en Villa Castelli, a unos 280 kilómetros de la capital de La Rioja, y todas las denuncias apuntan a Luis Orquera, un diputado justicialista del partido Frente del Pueblo.

El canal del que extrajeron las piedras está en desuso desde hace 15 años, aunque los pobladores de la zona sostienen que de no haber sido por el robo de las rocas del lugar, se podría haber refaccionado y utilizado nuevamente. La función que tenía el canal era llevar el agua de deshielo a los 1.450 habitantes de Castelli, localidad en la que se pueden localizar, por lo menos, cuatro canales en un radio de 400 metros.

La mayoría de estos canales fueron construidos con rocas que no se encuentran en cualquier corralón, sino que se trata de piedras que fueron cortadas en rectángulos muy prolijos durante la década del 50 y que hace años vienen conteniendo el agua.

El político acusado por el robo es un dirigente del departamento General Lamadrid y, según trascendió, habría realizado varios viajes en camión para el traslado de las piedras. Cargaba las rocas y las llevaba hasta la capital de La Rioja. Luego, no dudó en utilizarlas para construir el frente de su vivienda en la zona de la Quebrada.

Pese a la certeza que se tiene sobre la identidad de este político, no se realizó ninguna denuncia en la Justicia y es sabido que ningún fiscal actúa de oficio. Los pobladores temen algún tipo de represalias si se animan a denunciarlo porque "es un político que lleva sus años en el poder y viene de familia política, su padre fue diputado también, y nadie se atreve a denunciar lo que hizo con el canal", aseguró una vecina de Villa Castelli.

El intendente del pueblo, Andrés Navarrete, aseguró que lo ocurrido con el canal y la desaparición de las piedras es "de conocimiento público", pero puso especial énfasis en destacar que es responsabilidad exclusiva del Consorcio de Agua y de la Administración Provincial del Agua (APA). Además, Navarrete afirmó: "Tengo entendido que es para una casa y, para colmo, en otra localidad", y agregó: "En todo caso, si la idea era darles alguna utilidad, deberían haberlas dejado para construir una plaza o algo dentro de Villa Castelli".

Pese a reconocer que estaba enterado del caso, el intendente tampoco realizó la denuncia correspondiente ante la Justicia e insistió en afirmar que sus poderes dentro del departamento son limitados en relación con el que tienen otros dirigentes políticos. A esto agregó que es el APA, que preside el ingeniero Germán Gracia, la institución que debería tomar cartas en el asunto. Por su parte, el presidente del Consorcio, Augusto Guillermo Guerrero dijo: "Todos saben que un diputado se llevó las piedras, todo el pueblo lo sabe". Además, aseguró que el Consorcio de Agua es sólo una comisión de regantes que nada puede hacer al respecto y mucho menos cuando se trata de un canal que estaba inutilizado desde hace años.

Comentá la nota