Se llevaron documentación y dólares del domicilio ubicado en calle Gorriti

Una docena de efectivos pertenecientes a la División Delitos Comunes y al D6 de la Policía allanó ayer durante casi tres horas y media la casa que el intendente Julio Fernando Alegre posee en Gorriti 219 de la ciudad capital.

Pasadas las 19.30 llegó la comisión policial, encabezada por el subjefe de Policía, comisario general Omar Quiroga, que alrededor de las 23 se retiró con al menos cuatro cajas con documentación y dólares, según reveló uno de los efectivos que participó del procedimiento.

EL LIBERAL fue el primer medio en este lugar donde ya se encontraba Alegre junto con familiares y allegados en el momento en que llegó la Policía.

Después de una breve espera, Quiroga y sus oficiales pudieron ingresar en la vivienda y fue el propio mandatario comunal el que les abrió la puerta de entrada. "Pasen muchachos", se escuchó decir al intendente antes de cerrar nuevamente.

Quince minutos después arribó al lugar la fiscala municipal, Susana Arzuaga, y más tarde el abogado de la comuna Emiliano Aguirre. Ingresaron sin hacer declaraciones a los pocos periodistas que ya se habían comenzado a reunir frente a la vivienda.

Después de más de una hora de trabajo en el interior de la vivienda, y ya con una numerosa guardia periodística y de curiosos que a la distancia seguían expectantes los hechos, llegó un cerrajero que había sido solicitado para abrir la puerta de una habitación que está en la terraza del departamento de dos pisos de Gorriti casi Salta. Pero su intervención no fue necesaria, porque justo cuando subía para hacer su trabajo alguien encontró la llave que les permitió el ingreso a los investigadores.

La larga espera finalizó cerca de las 23, con una rápida salida de los policías cargando las cajas con documentación y dinero que fueron cargadas en una camioneta doble cabina, mientras en el subjefe de Policía ingresaba velozmente en otro vehículo similar.

Minutos más tarde se retiraron de la vivienda el hermano del intendente, el defensor del Pueblo adjunto de la capital, Dr. Gustavo Alegre, quien trató de eludir las preguntas de los periodistas a paso ligero por la vereda. "No tengo conocimiento de la causa. Estoy regresando de un congreso en Tucumán y me encuentro con esto", alcanzó a responder.

Comentá la nota