Llevaron a la cárcel al hombre que agredió a Jaque

Es porque además tiene antecedentes. La esposa del detenido le pidió perdón al mandatario.
El hombre que intentó pegarle el sábado al gobernador Celso Jaque, en las cercanías del palco oficial del teatro griego Frank Romero Day, cuando se iniciaba el espectáculo central de la Fiesta de la Vendimia, fue alojado en la Penitenciaría Provincial, por tener antecedentes penales.

Domingo Leopoldo Videla, de 56 años, había sido detenido por la custodia del mandatario y ayer fue trasladado al penal.

El hombre insultó y trató de darle un golpe al mandatario lo que fue impedido por los efectivos de seguridad que lo acompañaban, pero a uno de ellos le pegó cabezazos y lo escupió. Después de ser reducido fue trasladado a la Seccional Sexta donde quedó detenido acusado del delito de amenaza simple.

Si bien el delito es excarcelable, la fiscal Daniela Chaler lo envió a la Penitenciaría debido a que tenía otros antecedentes por hurto, robo simple y agravado e ingreso al penal el 7 de octubre de 2003.

De acuerdo al nuevo Código Procesal Penal se establece que cuando a una persona se le imputa un delito y tiene antecedentes y al menos dos recuperos de la libertad debe ser enviado a la cárcel, mientras se realizan los trámites judiciales.

Videla es un vendedor de gaseo-sas y trabaja en las inmediaciones del estadio mundialista “Malvinas Argentinas”. El día de los incidentes del partido entre Godoy Cruz y San Martín de Tucumán fue detenido uno de sus hijos, que también vendía gaseosas.

El hecho molestó a Videla y su familia por lo que decidió concurrir al anfiteatro e increpar al gobernador Celso Jaque. Cuando lo tuvo cerca intentó pegarle, pero el golpe no llegó a destino gracias a la custodia del Gobernador. Sin embargo golpeó y escupió a uno de los custodios por lo que fue detenido y puesto a disposición de la justicia.

En la víspera, el Gobernador recibió una carta de la esposa del detenido, Juana Rocco.

Escrita de puño y letra, la señora pide al mandatario que no se ensañen más con su familia y que contemple la situación que vienen viviendo desde el momento en que fue detenido su hijo que vendía gaseosas, junto a otras personas, en el estadio mundialista y quedó entre la barra brava de Godoy Cruz y la Policía y luego fue detenido y trasladado a la Seccional Sexta.

La señora sostiene que su hijo estudia en tercer año de la Universidad de Congreso y lo hace con lo que gana vendiendo gaseosas. Aclara que es asmático y que sufrió los efectos del gas pimienta que arrojó la Policía.

Agrega en la carta que el hecho provocó gran indignación en su familia y particularmente en su esposo, Domingo Leopoldo Videla, quien decidió concurrir al anfiteatro e increpar al Gobernador.

La señora Juana Rocco le pide perdón por la acción de su marido y que comprenda su indignación por lo ocurrido con su hijo. Insiste en los efectos que tuvo en su familia la situación que vivió su hijo y le pide nuevamente perdón y que deje en libertad a su marido.

Comentá la nota