Ya se llenó una quinta parte del embalse de Los Caracoles

Hay filtraciones, pero dicen que son normales y las están arreglando. El llenado se retomará el 17.
El llenado del imponente dique Los Caracoles ya completó su primera fase: el agua cubrió la quinta parte de la capacidad del embalse y llegó al escalón 1.050 de la cota. Como estaba previsto, la carga se paró hasta el 17 de diciembre para verificar el funcionamiento de los instrumentos y, según informaron en EPSE, se detectaron algunas filtraciones, pero nada fuera de lo previsto en esta etapa de prueba y que están siendo reparadas. El plan es hacer las primeras pruebas de generación de electricidad en enero y empezar a producir a pleno en marzo.

Hasta el momento, en EPSE dicen que todo marcha sobre ruedas. Según el presidente de la empresa estatal, Alejandro Hoesé, "estamos cumpliendo con todos los plazos que se habían previsto y creemos que no vamos a tener ningún problema para llegar a las fechas que nos habíamos propuesto".

El plan de llenado es seguido de cerca por Casa de Gobierno, porque del tiempo que lleve depende la fecha de generación de energía eléctrica. El desafío oficial es hacer las primeras pruebas en enero, cuando el agua llegue a la cota 1.090 -es un punto de referencia en la presa-. Hasta ahora, dijo Hoesé, el caudal que ingresó al embalse cubrió el escalón 1.050, lo que equivale a 100 hectómetros cúbicos o a la quinta parte de capacidad total.

El llenado empezó el 10 de octubre, cuando desde la Casa Rosada José Luis Gioja y Cristina Kirchner dieron la orden para que se bajaran las compuertas. Siguió de manera continua hasta el 17 de noviembre, fecha en la que los técnicos de EPSE dieron paso a lo que se había planificado y pararon por 30 días para revisar cómo funciona la presa y corregir los defectos que aparezcan.

Detectaron algunas filtraciones que la semana pasada generaron dudas, pero Hoesé dijo que son "normales" y que ya estaban previstas por la porosidad de las rocas. Son filtraciones que aparecieron en el descargador de fondo y en estos momentos están siendo reparadas con un trabajo de impermeabilización, contó el funcionario.

El próximo paso es retomar el llenado con un metro por día a partir del 17 de diciembre y si todo marcha bien, el 26 de enero llegarán a la cota 1.090 para probar la turbina. Ese día volverán a parar por 30 días más el embalse de agua. El objetivo final es que en marzo esté todo listo para generar en forma definitiva. El producido será de 715 GWh por año y en el gobierno calculan que la venta de esa energía dejará unos 40 millones de dólares.

Comentá la nota