Llegó el valioso instrumental de la NASA

La llegada a Bariloche del instrumento Aquarius fabricado por la NASA, para ser ensamblado en el satélite SAC-D que construye la empresa Invap para la agencia espacial argentina, generó grandes expectativas entre científicos y técnicos de Estados Unidos y Argentina que se encuentran trabajando en la ciudad.
El equipamiento Aquarius, que arribó a Bariloche pasadas las 15 horas, es un complejo y costoso instrumento fabricado en Estados Unidos por el laboratorio Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA.

El equipo partió el lunes en un avión C17 Globemaster de la Fuerza Aérea de EEUU desde Los Angeles, e hizo una escala en Lima, Perú, desde donde despegó hacia Bariloche hoy alrededor de las 10,30.

El Aquarius solo pesa 1.300 kilos y la carga total que trae el avión militar ronda los 6.000 kilos.

El jefe de proyecto de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), Daniel Caruso, dijo a Télam que esta tarde se desplegará en Bariloche un operativo especial para transportar al instrumento hasta los laboratorios de Invap, donde el SAC-C está ensamblándose.

El satélite estará allí hasta noviembre, para luego ser enviado a Brasil donde será sometido a distintas pruebas de vibración, atmosféricas y térmicas, y en abril será trasladado a California para su lanzamiento, programado para el 22 de mayo de 2010.

El jefe de proyecto Aquarius, Amit Sen, dijo a su vez a Télam que el equipo servirá para medir la salinidad de los océanos y reportará valiosa información para el estudio del clima en todo el mundo.

"Hasta ahora esto fue relevado con barcos y aviones, y en 35 años de estudio apenas si tenemos un mapa oceánico con menos del 20 por ciento de la información. Con el Aquarius tendremos relevado todos los océanos en la primera semana", señaló.

El SAC-D llevará además cinco equipos fabricados en Argentina –para monitorear vientos, humedad e incendio entre otros eventos-, y otros dos realizados por Francia e Italia.

Comentá la nota