Llegó el turno de Uruguay ante el Tribunal de La Haya

Uruguay iniciará hoy la ronda final de audiencias ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la que procurará rebatir los argumentos argentinos en torno del conflicto que mantienen ambos países por la instalación de la fábrica de celulosa Botnia.
Uruguay iniciará hoy la ronda final de audiencias ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la que procurará rebatir los argumentos argentinos en torno del conflicto que mantienen ambos países por la instalación de la fábrica de celulosa Botnia sobre el fronterizo río Uruguay.

Argentina, que presentó la demanda en 2006 por la violación al Tratado del Río Uruguay, expuso sus argumentos entre el lunes y jueves pasados. El turno de Uruguay dará comienzo hoy y también se extenderá cuatro días.

El grupo de representantes de ese país estará encabezado por el embajador de Montevideo ante Estados Unidos, Carlos Gianelli.

Esta ronda de audiencias, las últimas previstas para este pleito por el tribunal de la ONU, cerrarán para Argentina el lunes 28 y martes 29 de octubre, cuando se realicen los alegatos finales, en tanto que Uruguay hará lo propio el jueves 1 y viernes 2 de octubre. Ambas partes estimaban que la Corte de La Haya emitirá su fallo recién el año próximo.

En las audiencias de la semana pasada, Argentina, cuya delegación encabezó la embajadora Susana Ruiz Cerutti, acusó a Uruguay de no haber consultado a Buenos Aires para la instalación de la pastera en el río común, incumpliendo así lo que establece el Tratado firmado en 1975.

Además, presentó elementos de prueba confirmando que la pastera finlandesa volcó contaminantes al río y al aire desde el inicio de su actividad, en noviembre de 2007, y aseguró que genera perjuicios comerciales a una región argentina que pretende desarrollar la actividad turística. Argentina, al cerrar las audiencias de la semana pasada, reclamó al tribunal que disponga el desmantelamiento de la planta ubicada en Fray Bentos, frente a Gualeguaychú (ver aparte).

Argumentos contra Botnia

La ofensiva argentina concluyó cuatro días de exposiciones en las audiencias orales en La Haya, y los argumentos centrales argentinos se detallan a continuación:

- Cada día, la fábrica desprende una enorme cantidad de contaminantes en el agua y en el aire.

- Botnia provoca "daños irreversibles para el ecosistema".

- "Todavía es posible desmantelar la planta o que las instalaciones de la pastera se utilicen para otra cosa", como también, "trasladar la maquinaria a otro lugar. El cese de actividades y desmantelamiento de Botnia no es ni imposible ni desproporcionado".

- La planta constituye una "violación flagrante por parte de Uruguay de las obligaciones del Estatuto del río" de 1975. Nuestro país acudió a la Corte no solamente para denunciar a Uruguay por violar el Estatuto del Río Uruguay sino también para "salvar" esta herramienta jurídica.

- "Cada día, la fábrica desprende una enorme cantidad de contaminantes en el agua y en el aire", con lo cual ha causado ya "daños irreversibles para el ecosistema del río".

- Uruguay "siempre se negó a dar información durante las negociaciones en relación al motivo por el cual había decidido el actual emplazamiento. Este emplazamiento es el peor, es un peligro para el medioambiente". La decisión de autorizar su funcionamiento se basó en razones económicas. La construcción y funcionamiento de Botnia en el actual emplazamiento "no puede ser considerada un hecho consumado".

- "Turismo y pasteras son incompatibles". Uruguay no evaluó los impactos ni si había otras alternativas al lugar elegido.

- Contra lo afirmado por Uruguay, la planta no da trabajo a los fraybentinos, ya que "solo cuarenta personas de Fray Bentos están empleadas en Botnia".

Comentá la nota