Llegó la primera cuota del PAF: $ 32,5 millones

En el marco de un convenio firmado con la Nación. Ya está listo el proyecto de presupuesto 2010.
El Gobierno de la Provincia ya recibió la primera cuota del Programa de Asistencia Financiera (PAF) 2009, destinado al pago de intereses y amortización de la deuda pública. El primer desembolso fue de 32,5 millones, según confirmó a EL ANCASTI, el ministro de Hacienda Mamerto Acuña.

La llegada de esos fondos vino a aliviar las cuentas provinciales porque, hasta el mes pasado, los técnicos de Economía había tenido que hacer "ingeniería financiera" -según dijo Acuña- para cubrir los gastos corrientes, más proveedores, más vencimientos de deuda y demás. En ese sentido, Acuña resaltó que aunque recién llega una primera cuota del PAF 209, la Provincia vino pagando la deuda mes a mes, en montos que rondaban los 10 millones de pesos. Por eso, un desembolso de 32,5 millones trae respiro a las arcas provinciales. "Es un alivio, pero tengamos en cuenta que para cubrir la deuda tuvimos que desantender otras cuestiones. Era desvestir un santo para vestir otro", ilustró Acuña. Después de haber quedado marginada del PAF en 2008, la Provincia consiguió firmar el acceso al programa recién en septiembre, previa autorización de endeudamiento de la Legislatura. El monto total que debería desembolsar la Nación por el PAF 2009 es de 130 millones. Hasta ahora sólo llegaron 32,5.

Presupuesto

El titular de Hacienda aseguró que está listo para ser remitido a la Legislatura el proyecto de presupuesto 2010. Aclaró que esta semana terminará de definirse si la Provincia buscará financiamiento especial para dar continuidad a la obra pública (eso debe estar contemplado en el proyecto de presupuesto). Aunque prefirió ser cauto con el tema, dio indicios de que así sería: "La caída de los ingresos ha generado un shock en las provincias que hace necesario inyectar financiamiento para incrementar la actividad productiva y la generación de bienes, servicios y empleo", señaló Acuña tras recordar que la flexibilización a la Ley de Responsabilidad Fiscal abrió la puerta a las provincias para contraer más deuda.

Comentá la nota