Llegó la hora de los gobernadores

Los encuentros serán individuales y los encabezará la propia Presidenta. El porteño Mauricio Macri podría ser el primero de la ronda. El eje de la discusión será la situación económica de cada distrito. Aún no se definió la fecha de la convocatoria.
Cristina Fernández de Kirchner convocará a los gobernadores para continuar con la ronda de diálogos iniciada esta semana. Así lo confirmó el flamante jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien explicó que la anfitriona de esos encuentros será la propia Presidenta, a diferencia de lo que sucede en encuentros con la oposición, donde el interlocutor oficial es el ministro del Interior, Florencio Randazzo. El primer convocado sería el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

El eje de la discusión con los gobernadores será la situación económica de cada provincia. La idea del Gobierno es escuchar los planteos y demandas de los mandatarios locales en las áreas de relevancia. La convocatoria aún no tiene fecha definida.

"Por supuesto que va a haber una charla con todos los gobernadores", aseguró Aníbal Fernández, quien aclaró que no se tratará de una "asamblea" multitudinaria, sino que la Presidenta dialogará con cada uno de ellos por separado. El jefe de Gabinete deslizó que Macri podría ser el primero en ser convocado, ya que también fue el primero en solicitar una audiencia cuando Cristina Fernández de Kirchner anunció la apertura del diálogo. "Si presentó una nota, no sería extraño que la Presidenta lo convoque", estimó el jefe de Gabinete, quien aclaró que "no comunicarse con él suena casi de novela mexicana", en referencia a los continuos desencuentros entre la Presidenta y el jefe de Gobierno porteño desde que ambos ocuparon sus cargos, en 2007.

En la Casa Rosada intentan ahora establecer un cronograma de entrevistas que deje satisfechos a todos los mandatarios provinciales, tanto los aliados como los opositores. Desde el sector más cercano al Gobierno, varios gobernadores como el chaqueño Jorge Capitanich o el sanjuanino José Luis Gioja ya habían manifestado la necesidad de que la Presidenta se pusiera al frente del proceso de reconstrucción de vínculos entre el gobierno nacional y cada distrito. Dentro de ese grupo están también Daniel Scioli (Buenos Aires), José Alperovich (Tucumán), Luis Beder Herrera (La Rioja), Juan Manuel Urtubey (Salta), Celso Jaque (Mendoza), Oscar Jorge (La Pampa), Walter Barrionuevo (Jujuy), Daniel Peralta (Santa Cruz) y Gildo Insfrán (Formosa).

Por otra parte están los justicialistas que intentan despegarse del kirchnerismo, pero que buscarán una salida negociada que los beneficie en sus distritos y, por qué no, en sus ambiciones de cara a 2011. En ese lote se inscriben el chubutense Mario Das Neves, el cordobés Juan Schiaretti y el puntano Alberto Rodríguez Saá.

También hay gobernadores que son aliados del Gobierno. Los anotados en esa nómina son los ex cobistas Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Miguel Saiz (Río Negro), quienes buscarán negociar su apoyo al mejor precio posible. Maurice Closs (Misiones) y Jorge Sapag (Neuquén) se cuentan en este sector.

Por último están los opositores, que también tendrán su lugar en la mesa. Además del mismo Macri, ellos son Hermes Binner (Santa Fe), Arturo Colombi (Corrientes), Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca) y Fabiana Ríos (Tierra el Fuego).

De esta manera, el oficialismo continúa profundizando su plan de diálogos que comenzó esta semana tanto en el ámbito del Ministerio del Interior, encabezado por Randazzo, como en el Congreso, en el que Eduardo Fellner inició discusiones con los jefes de los diferentes bloques para armar una agenda legislativa de consenso. Además, en los próximos días se haría oficial la convocatoria a sectores productivos, sindicales y cámaras empresarias para conformar el consejo económico y social.

Comentá la nota