Llegó el calor y comienza la época crítica para la red: Con 24 bombas y 5 millones de litros de reserva, aseguran buen suministro de agua

Así funciona el sistema que suministra la red domiciliara en Trenque Lauquen, según lo informó Luis Petit, el titular de Obras Sanitarias. Con las altas temperaturas se incrementa el consumo y los vecinos comienzan a llenar las piletas, por eso aconsejan realizar perforaciones y utilizar agua de pozo. Actualmente existen unos 15 mil medidores y el crecimiento urbano no se detiene.
Con 24 bombas funcionando en forma permanente y una cisterna de 5 millones de litros de reserva, el suministro del servicio de la red de agua corriente de Trenque Lauquen está preparado para soportar el aumento de consumo que genera la alta temperatura del verano.

Así lo aseguró ayer desde Obras Sanitarias su titular Luis Petit, en una breve recorrida por el predio de la calle Urquiza donde mostró las mejoras que se realizaron y explicó el por qué de la necesidad que la gente haga perforaciones y saque agua de esos pozos para llenar las piletas.

Con 15 mil medidores en toda la ciudad y un crecimiento urbano rápido y permanente, controlar y abastecer un buen servicio de agua no es tarea fácil. Pero la comuna invirtió en materiales para superar situaciones que en temporadas anteriores –y también durante este año-, tuvieron en vilo el suministro de la red.

A PLENO

“En Mari Lauquen están las 24 bombas en marcha, el año pasado había 6 bombas quemadas que no se repararon y ese fue un gran problema, pero ahora el intendente Barracchia compró todas la bombas, y hay cuatro más de reserva, por lo tanto, si se rompe una la cambiamos enseguida” aseguró Petit en diálogo con La Opinión.

A eso se suma una cisterna que contiene 5 millones de litros de agua de reserva y ocupa prácticamente un cuarto de manzana en el predio de Obras Sanitarias.

También se sumaron otras obras de infraestructura como las perforaciones en las plazas para que allí se utilice el agua de esos pozos, lo mismo que en las escuelas donde se continúa haciendo. También “en el Barrio Lafitt se colocaron 4 tanques de mil litros para que los albañiles trabajen con agua de pozo y se alivie el consumo de agua corriente, lo mismo que en el Polideportivo” explicó el funcionario.

MÁS OBRAS

Petit brindó más detalles de las tareas que se realizaron. Entre ellas, destacó que “se cambiaron todos los cables de las cinco bombas (que habían tenido un desperfecto), y el intendente Barracchia compró dos bombas más para tener de repuesto”.

En este momento, “está todo el equipo preparado, anda todo bien. Por eso me gusta que la gente vea que la cisterna está llena (con 5 millones de litro), y habiendo agua acá no hay problema” afirmó.

Para contar con esa reserva “nos abastece Mari Lauquen y El Mate. Atrás de la vía las perforaciones van directo a la red con sus sistemas para clorar el agua por supuesto. Esto funciona así las 24 horas”.

Haciendo un repaso de las obras, el titular de Obras Sanitarias también sumó las que se desarrollaron detrás del complejo deportivo del Club Argentino donde “se hicieron también perforaciones y se colocaron cañerías de 90, con eso se solucionó el problema. Y se hizo un anillo porque antes había una sola entrada”.

DAR AVISO

Luis Petit también se encargó de reiterar que los vecinos que observen que la presión de agua ha descendido en su vivienda, “avisen a Obras Sanitarias, porque puede ser que se tape alguna salida con una basura, ya que el medidor tiene un filtro, y eso genera ese problema”.

Muchas veces el reclamo llega porque las personas se comunican a los medios, y eso no hace más que atrasar una solución que puede ser sencilla, aseguró.

Petit está convencido que con las bombas que se sumaron y las reservas, se podrá encarar una temporada estival sin problemas. Pero de todas maneras, no pudo asegurar que nada vaya a ocurrir. “Vamos a ver este verano qué pasa... Ya ocurrió que han entregado casas de barrio y la gente lo primero que arma es la pileta en zonas donde todavía no hay perforación, ocurre en todos los sectores” advirtió, y esto influye desfavorablemente en el servicio.

Igualmente, dijo que “la gente de a poco está haciendo perforaciones, sabemos porque nos han llamado”. Pero insistió en ese punto: “Es importante que las hagan y que cuiden el agua, la ciudad está muy grande y la demanda es cada vez mayor” destacó Petit.

Equipos, zonas de extracción y capacidad: Más datos del servicio domiciliario

La red del servicio domiciliario de agua corriente cuenta con 42 estaciones de extracción e impulsión en diferentes zonas rurales.

Hay 22 en Mari Lauquen (abastece a la ciudad), 5 en El Mate (con 1500 metros de cañería para complementar a Mari Lauquen), 4 en Calle Lagos (cada uno con clorinador por goteo que complementan a las anteriores), 2 en Martín Fierro (con 8600 metros de cañería para abastecer a establecimientos educativos de la zona), 1 en Girodías (con clorinador y 1200 metros de cañería que abastece a esa localidad) y 8 en Juan Llorens – zona Barrio Alegre.

Cada estación de extracción e impulsión cuenta con pozo de explotación, equipo electromotriz con bomba sumergible de 18 mil litros por hora a 30 metros de profundidad y casilla de protección.

El acueducto principal tiene una longitud aproximada de 26 kilómetros y un diámetro de 500 mm. En su trayectoria posee varias válvulas de aire, cuya función es evitar los aumentos de presión dentro del conducto. El acueducto finaliza en una cisterna subterránea de 5 millones de litros de capacidad ubicada en la planta urbana (calles Pincén, Arrastúa, Urquiza y Monferrand).

El agua es enviada mediante cuatro bombas impulsoras de 85 mil litros por hora, de la cisterna al tanque elevado llamado “Copa de agua”, que tiene una capacidad de 1.200.00 litros. Desde ahí y por gravedad, el agua se distribuye en la red domiciliaria que se extiende al total de la planta urbana.

Comentá la nota