Llegó el anticipo para otras 1.304 viviendas

Son del ex Hogar Clase Media. Si se suman los otros tres que ya están en marcha, se generarán 2.600 puestos de trabajo.
En plena campaña electoral y a sólo 40 días de los comicios legislativos, el Gobierno nacional comenzó a girar los fondos para retomar las obras del demoradísimo ex Hogar Clase Media, el programa de viviendas mejoradas que fue lanzado el 29 de setiembre de 2005 por la Provincia y reconvertido a partir de los cambios introducidos en el denominado Plan Federal II.

A los trabajos que se reactivaron en los barrios Marqués de Sobremonte (188 viviendas a cargo de Item Construcciones), Los Álamos (Paschini Construcciones levantará 112 unidades) y Los Gigantes (74 casas bajo responsabilidad de Micaral SRL), se sumarán en breve otros cinco sectores.

Fuentes de la Cámara de la Construcción y voceros del Ministerio de Obras Públicas provincial confirmaron que el viernes pasado se depositaron los anticipos financieros en las cuentas de las empresas que tendrán a su cargo la edificación de 1.304 viviendas en la ciudad.

"La acreditación es parcial, porque hay que hacer ajustes de precios y hubo cambios en las características de las viviendas. De todos modos, es evidente la reactivación del plan y las empresas ya están preparando de nuevo los terrenos y adecuando los proyectos para el inmediato reinicio de las tareas. La reincorporación de obreros será lo más rápido posible", indicaron fuentes empresariales. Los barrios involucrados son Cabildo I (208 viviendas), Cabildo II (138), Marqués de Sobremonte II (240), III (256) y IV (192), Los Álamos V (212) y San Vicente (58).

El nuevo depósito implica que en las próximas semanas estará en obra casi 30 por ciento de las viviendas prometidas para la Capital (en total, son 6.000) en el plan plurianual. Esa cifra no contempla las tres mil unidades para gremios de la CGT, Policía y Servicio Penitenciario.

Obreros. "Estábamos esperando novedades al respecto, porque será muy importante para reactivar la mano de obra", señaló el titular del gremio de la construcción (Uocra), Néstor Chavarría. El cálculo clásico es que por cada vivienda que se construye se genera 1,5 puesto de trabajo.

Por lo tanto, se estima que en los próximos meses habrá una demanda de 2.600 obreros para mano de obra intensiva, ya que la ocupación no será mayor a un año. "Eso sin contar el efecto multiplicador en proveedores, ferreterías y corralones", agregó el dirigente, quien destacó el impacto de la obra pública en el sector, que sólo en Córdoba ha perdido 7.000 puestos por la crisis.

Comentá la nota