Llegaron las lluvias y la Legislatura aprobó la emergencia por la sequía

En una semana en que la lluvia trajo alivio a tantos meses de sequía en la provincia, la Legislatura finalmente hizo su aporte y sancionó una ley en que declara la emergencia y desastre agropecuario por un año en todo el territorio chaqueño por la cual entre otras cosas habilita al gobierno a reasignar partidas del presupuesto en ejecución para atender a los departamentos afectados.
Si bien parece paradójico que en época de lluvia recién se declare la emergencia por sequía, la misma posibilitará la asistencia a los sectores del campo para que puedan emprender entre otras cosas las siembras para esta época del año comos ser el cultivo de algodón.

La ley sancionada por la Cámara declara en emergencia agropecuaria a los departamentos Almirante Brown, Bermejo, Chacabuco, Comandante Fernández, 12 de Octubre, 2 de Abril, Fray Justo Santa María de Oro, General Belgrano, General Dónovan, General Güemes, Independencia, Libertad, Libertador General San Martín, Maipú, Mayor Luis Jorge Fontana, 9 de Julio, O’Higgins, Presidencia de la Plaza, 1º de Mayo, Quitilipi, San Lorenzo, Sargento Cabral, Tapenagá, 25 de Mayo y San Fernando.

El tema fue analizado en el ámbito de la comisión de Agricultura y consensuado en principio por los dos bloques mayoritarios y en el recinto respaldado por todos los legisladores.

La norma además establece que la declaración del artículo precedente, tendrá vigencia por 1 año, prorrogables por el Poder Ejecutivo, al tiempo que también determina que las subcomisiones zonales de Emergencia Agropecuaria serán responsables del otorgamiento de los certificados correspondientes, ajustándose para ello a las normativas vigentes sobre el particular. En tanto el Ministerio de Economía, Producción y Empleo propiciará ante las instituciones correspondientes la implementación de las medidas tendientes a aliviar la situación que soporta el sector agropecuario.

Asimismo se faculta al Poder Ejecutivo a reasignar dentro de la Ley de Presupuesto de la Administración Pública Provincial para el ejercicio 2008, la partida necesaria para afrontar la asistencia.

Al explicar la trascendencia del proyecto se hizo saber que la falta de lluvias afectó al 23 por ciento del territorio chaqueño, en un marco de sequía con alcance nacional, y que la misma generó pérdidas millonarias en producciones agrícolas y ganaderas, que representan el 41 por ciento del Producto Bruto Geográfico. Además detallaron que la escasez de agua generó pérdidas por unos 650 millones de pesos, incluyendo la muerte de más de 87 mil cabezas, faltante de pasturas y magros rindes en soja y algodón. Las pérdidas asociadas a los costos de implantación y protección de cultivos como soja, algodón y maíz ascienden a los 93.122.592 pesos, mientras que el quebranto por la producción no comercializada es de 205.663.500 pesos.

El diputado del PJ Oscar Raffin autor del proyecto- consideró que “la situación también es crítica para la ganadería, ya que en el sudoeste se perdieron unas 100 mil cabezas, entre animales muertos y hacienda que fue sacada a otras provincias. Expertos consideran que llevará entre 4 y 5 años revertir esta crisis porque a la mortandad de hacienda se suma el bajo pesaje de los animales, ‘que se traducirá en una merma de entre el 30 y 40 por ciento de preñez para el año que viene”.

Recordó que “el Congreso Nacional aprobó la emergencia agropecuaria para 24 departamentos chaqueños y dispuso destinar 40 millones de pesos del Presupuesto Nacional para hacer frente a la crisis hídrica, que encuentra su expresión más dramática en las zonas centro y sudoeste provincial”.

Comentá la nota