Llegaron cinco patrulleros nuevos

El acto de presentación de los móviles contó con la presencia del subsecretario de Seguridad bonaerense, Carlos Stagnaro.
El funcionario adelantó que ahora se analiza la posibilidad de incorporar motos de baja cilindrada para patrullar la zona céntrica.

El jueves a la mañana, se realizó el acto de presentación de cinco nuevas unidades policiales que comenzarán a cumplir funciones en Luján Primera.

Se trata de unidades entregadas por el Ministerio de Seguridad bonaerense. Los vehículos se caracterizan por su rapidez de desplazamiento y su bajo costo de mantenimiento, según explicó el subsecretario de Seguridad bonaerense, Carlos Stagnaro.

El acto se realizó en la puerta de la Municipalidad y además del mencionado funcionario, estuvieron presentes la intendenta Graciela Rosso, el superintendente de Coordinación Operativa, Juan Carlos Paggi; el jefe departamental, Humberto López; el jefe distrital, Luis Correale; una delegación de Gendarmería Nacional, y concejales de los distintos bloques.

En su intervención, la jefa comunal consideró que las flamantes unidades “nos van a brindar la posibilidad de trabajar en forma conjunta con todos los vecinos y vecinas en una política de seguridad que nos brinde a todos las mismas posibilidades”.

“Ustedes saben que estamos limitados de equipos, que muchos de estos equipos ya no pueden seguir circulando. Es el mismo requerimiento que le hicimos todos los intendentes de la provincia de Buenos Aires al señor gobernador. Se trata de equipar como debe ser equipada la fuerza policial para poder trabajar junto con los vecinos de toda la provincia de Buenos Aires, para lograr que aquellos que eligen el delito como forma de vida sean castigados y perseguidos como corresponde. “Y que además impidamos que situaciones sociales que a veces se originan por una sociedad que ha sido profundamente injusta en los últimos años en cuanto a la distribución de las riquezas y en cuanto a las posibilidades de desarrollo humano, no sean víctimas de esas personas que eligen el delito como forma de vida”, dijo la intendenta.

Rosso dedicó gran parte de su discurso a la gestión que hasta diciembre de 2007 encabezó Miguel Prince. En tal sentido, expresó que “nosotros en Luján hemos sido muy castigados y tenemos problemas de distintas características por muchos años donde no había posibilidad de estructurarnos como una sociedad administrativa, económica y socialmente más organizada que nos permitiera vivir en paz”.

Además de agradecer a las autoridades bonaerenses, la intendenta manifestó que en Luján “queremos vivir en paz”, y para eso consideró indispensable contar con una política de seguridad.

Sobre el final de su intervención, hizo pública la voluntad del gobierno que encabeza de reiniciar la tarea con los foros de seguridad, una metodología implementada durante los años de gestión princista que despertó más críticas que elegios. De cualquier manera, Rosso aclaró que “los foros tienen que estar constituidos por vecinos que representan a los vecinos de Luján, no por vecinos que usurpan espacios que no les corresponden”.

“Esto es un trabajo entre todos y les pedimos que se sumen a los foros, pero como marca la ley. Esperamos que estos móviles sirvan para continuar nuestro trabajo en conjunto con la provincia y los vecinos y vecinas de Luján”, agregó.

DESDE PROVINCIA

El otro orador del acto fue el subsecretario Stagnaro. El funcionario provincial dijo que la elección de los móviles obedeció a las características de los vehículos que desde el jueves cumplen funciones en Luján Primera: “Son de rápido desplazamiento, bajo costo de mantenimiento y tienen la novedosa característica de estar asegurados contra todo riesgo durante los primeros años”.

“Tenemos asegurado un buen funcionamiento en todo lo que son las cuadrículas céntricas y lugares urbanos de este distrito. Con el comisionado López estamos previendo incluso la posibilidad de incorporar motos de baja cilindrada para activar el patrullaje en las zonas de mayor congestión comercial”, informó.

Stagnaro reconoció que “la entrega de los patrulleros y su puesta en funcionamiento no es la solución mágica para la seguridad, pero es un complemento muy importante que va a dar beneficios inmediatos. Hacemos un llamado a la población para coordinar los esfuerzos policiales a través del 911 que, aunque parezca ínfimo, es una colaboración importante”.

Después de recibir la bendición del sacerdote Gabriel Paglieri, los relucientes móviles enfilaron por San Martín con rumbo a su nuevo trabajo.

El error de Stagnaro

El discurso del subsecretario de Seguridad Bonaerense, Carlos Stagnaro, venía resultando políticamente correcto. Pero al funcionario parece que lo traicionó el inconsciente cuando se refirió al plan de seguridad del gobierno bonaerense: “La prioridad es mantener la seguridad en la población. El gobernador tiene como meta combatir la inseguridad desde todos los frentes, y este es uno en el cual no vamos a dar batalla, eh... tregua, quiero decir”, se autocorrigió Stagnaro. Varios de los presentes sonrieron.

Ahora faltan las patentes

Un vecino que se encontraba presenciando el acto, se acercó al periodista de este medio para hacerle una observación. Si bien consideró positiva la llegada de los cinco móviles, recordó que hay varios patrulleros que andan por las calles de Luján sin patentes.

“Ahora que mandaron estos patrulleros, podrían mandar las patentes para que las coloquen a los patrulleros que la perdieron. De lo contrario es difícil que la Policía te pueda hacer una multa porque a uno le falta algún papel del auto”, dijo.

Comentá la nota