Llegarían $ 10 millones para integración y calidad

Es parte de la dilatada promesa de devolver 50% de lo que paga el vino por retenciones a las exportaciones. $ 5 millones son para Mendoza.
Finalmente parece que antes de fin de año la vitivinicultura del país recibirá $ 10 millones de los $ 54 millones resultantes del reintegro prometido del 50% concedido este año a las retenciones por exportaciones, según prometió la Presidenta en la última Vendimia.

Esa es la promesa que trajeron el ministro de Producción, Raúl Mercau, y el subsecretario, Javier Espina, tras reunirse en Buenos Aires con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, además de confirmar que del monto total que representa la baja del 5% al 2,5%, la mitad le corresponderá a la provincia.

Esto implica que antes de fin de año llegarían a Mendoza $ 5 millones como parte de los $ 10 millones comprometidos por la Nación para financiar acciones de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

"Era fundamental conseguir lo que se llama imputación preventiva, es decir, lograr que dentro del expediente sobre la disponibilidad de los recursos quedara asentado el destino de los mismos y que deben liquidarse antes de fin de año. Caso contrario, más allá de corresponder a las retenciones del ejercicio 2009, vencido el plazo significa reiniciar el trámite con otro expediente. Pero tenemos el compromiso del ministro (Domínguez) de que se dispondrá de $ 10 millones el mes que viene", dijo Espina.

En Producción ya tienen definidos los cuatro proyectos que recibirán plata fresca para ser ejecutados. A los de integración de productores e innovación tecnológica, una condición negociada con la presidenta Cristina Fernández para lograr la reducción de las retenciones, se suman un programa de mejora de la calidad y también otro vinculado a la promoción del vino.

Representantes de la industria aseguran que dentro del ítem promoción, la campaña genérica en marcha para incentivar el consumo de vino recibirá un fuerte impulso. Es más, un dirigente gremial empresario confió que se logró incluir la ayuda luego de un improvisado encuentro privado entre algunos bodegueros con Cristina Fernández.

"(La ministra de Producción) Débora Giorgi nos había cuestionado qué aportaba la industria para pretender apoyo a la promoción. Y la Presidenta desconocía que la vitivinicultura aporta $ 18 millones anuales a través del PEVI. Cuando se lo dijimos cambió de decisión".

Sin embargo, la misma fuente demostró que subsiste cierto escepticismo entre los industriales. "Está todo bien, pero hay que ver para creer", resumió.

Por otra parte, cabe recordar que el gobernador Jaque había solicitado a la Nación que se le liquidara a la provincia, a la brevedad, el dinero adeudado en concepto del 50% a las retenciones de las exportaciones vitivinícolas y frutihortícolas de 2009, para reasignar parte al sector ganadero. Durante su visita a Mendoza, hace un par de semanas, el ministro de Agricultura Domínguez, sin dar cifras, hizo pública la decisión de asistir al sector.

"Tengo la orden expresa de la Presidenta de ayudar a solucionar los problemas ganaderos de la provincia. Haremos todo lo posible para cumplir con los compromisos y trabajaremos apoyando a la provincia", había dicho Domínguez.

Comentá la nota