Llegarán 15.000 trabajadores golondrinas para la cosecha

Son las estimaciones que realiza el gremio de peones rurales de Neuquén y Río Negro. La mayoría llegará en los primeros días del año que viene.
Un aluvión de trabajadores golondrinas llegará en los próximos días al Alto Valle de Río Negro y Neuquén para trabajar en la temporada frutihortícola. Cerca de 6.000 empleados temporarios ya llegaron para realizar los trabajos de raleo, pero volverán a sus lugares de origen para las fiestas y luego regresarán para quedarse en la zona hasta que finalicen las tareas.

Se estima que 15.000 personas, la mayoría provenientes de las provincia de Tucumán, Santiago del Estero y Salta, llegarán en busca de trabajo. Algunos ya lograron la promesa laboral; otros buscarán una oportunidad en chacras y galpones de la región.

La migración de trabajadores se producirá mayoritariamente a través de viajes programados por los gobiernos, que apoyan este sector.

El año pasado la cifra de golondrinas que llegó a la región alcanzó los 14.000. Por este motivo estiman que esa cantidad sea mucho mayor para la presente temporada que comenzará en los primeros meses de enero.

El secretario general del gremio que nuclea a los peones rurales (UATRE), José Liguén aseguró que ya se le solicitó a los gobiernos de Río Negro y Neuquén que realicen los controles pertinentes. “No estamos en contra, pero creeríamos que deberían venir aquellos que ya hicieron una temporada al menos”, dijo el dirigente en declaraciones a Radio y Televisión del Neuquén.

La preocupación de la dirigencia gremial es que se ocupe la mano de obra local y que esas vacantes laborales no sean ocupadas por gente que viene de otras provincias.

El sueldo promedio de un peón rural, más allá de las categorizaciones alcanza los 1.500 pesos, lo que significa un gran incentivo para la gente del norte del país, una región más castigada por la desocupación y la pobreza que el centro y sur argentino.

Comentá la nota